El corte de tráfico de la ronda de Nelle satura de coches la calle del Palomar

Las colas de vehículos son constantes en la calle | javier alborés
|

El derribo del viaducto de la ronda de Nelle fue celebrado por todo lo alto por los vecinos. Pero el corte de tráfico de esta importante arteria por varios meses sí que no lo celebra nadie porque convierte la ronda de Outeiro y el Paseo Marítimo en las dos únicas vías por las que desplazarse rápidamente en coche de un extremo a otro de la ciudad. Para los que están demasiado lejos como para llegar a cualquiera de estas dos alternativas queda la calle del Palomar, que estos días está saturada de tráfico, a pesar de los esfuerzos de la Policía Local por paliar el problema.

Las obras continuarán durante varios días más y están afectando  a la circulación  de la zona centro

Desde la sala de pantallas, ubicada en la estación de buses, realizan lo que se denomina “forzamiento semafórico”. Es decir, que alteran la frecuencia de la señal luminosa que regula el cruce de la calle del Palomar con la avenida de Finisterre para aumentar la circulación en sentido hacia el Paseo de los Puentes, para evitar que la cola llegue hasta la glorieta de América, frente al Palacio de la Ópera. Por supuesto, todo el tráfico que sube por la avenida de Finisterre y que habitualmente torcería por la ronda de Nelle a la derecha tiene que usar también el Paseo de los Puentes, pero aún así, la Policía Local da preferencia a la calle del Palomar todo lo posible. “Los primeros días estaba colapsado”; aseguran.

Desvíos

Según las observaciones de la Policía Local, casi todos los que toman la calle del Palomar proceden de la avenida de Arteixo, luego suben por la calle de Bolivia a la glorieta de América y es allí donde se encuentran con el atasco. Para que eso no ocurra, aconsejan actuar con anticipación y desviarse hacia la ronda de Outeiro, por mucho rodeo que haya que tomar. Tendrán que hacerlo por lo menos durante lo que queda de semana, porque todavía se espera que las obras continúe en los próximos días hasta despejar la calzada e instalar un cruce semafórico. Sin embargo, aunque las obras en la calzada se acaben en los próximos días, las de la ronda se prolongarán meses para ensanchar las aceras, plantar árboles y otras medidas para humanizar la ronda de Nelle.

El corte de tráfico de la ronda de Nelle satura de coches la calle del Palomar