La corte de apelaciones de Nueva York sentencia que el baile erótico no es arte

La sentencia ha estado muy dividida puesto que, de los siete jueces, cuatro fallaron en contra de Night Moves y tres lo hicieron a favor. En la imagen, el acto de una bailarina erótica. EFE/Archivo
|

El club nocturno Night Moves, que planteó el caso, deberá abonar 400.000 dólares en concepto de impuestos sobre las ventas y atrasos a la agencia tributaria estatal.

La sentencia ha estado muy dividida puesto que, de los siete jueces, cuatro fallaron en contra de Night Moves (un club de la ciudad de Albany) y tres lo hicieron a favor.

El texto de la sentencia, divulgado hoy por el tribunal, zanja el debate acerca de si este tipo de espectáculo puede tener la consideración de actividad cultural, un argumento que había aceptado previamente una corte de rango inferior y que apeló la fiscalía.

Durante la vista del caso, celebrada en septiembre, los jueces preguntaron al abogado de Night Moves, Andrew McCollough, si el club nocturno pagaba a las bailarinas por su representación o si eran las bailarinas las que pagaban al club nocturno por actuar allí.

El abogado respondió que las bailarinas pagaban por actuar, lo que parece que acabó por inclinar la balanza.

El abogado de Night Moves argumentó que el papel de la corte no era hacer de crítico de arte y defendió que los bailes eróticos exigen entrenamiento y aprendizaje.

La corte de apelaciones de Nueva York sentencia que el baile erótico no es arte