La psicosis por los robos en casas se desata en la Urbanización Valaire

06 septiembre 2019 A Coruña.- Irrumpen para robar en dos chalés de A Zapateira en menos de una semana la urbanización Ultreya fue el escenario de un robo en una de sus viviendas el miércoles de la semana pasada
|

Hace días que los vecinos de una de las urbanizaciones más grandes de A Coruña, Valaire, observan con desconfianza a cualquier desconocido que camine por sus calles. Desde mediados del verano a esta parte A Zapateira ha sufrido algo menos de diez robos, la mayoría aquí, en este núcleo de 700 viviendas, y todavía no se ha detenido a ningún sospechoso, así que los rumores corren de boca en boca: se busca a una mujer bien vestida, a un hombre con chaleco reflectante, a un simple desconocido, a un coche blanco... El presidente de la asociación de vecinos, Juan Sánchez-Albornoz, reconoce que los vecinos están preocupados y urge más medios y más coordinación entre la Guardia Civil y la Policía Nacional, puesto que A Zapateira es una zona limítrofe que abarca varios municipios.

“Nosotros hemos informado a la Policía Nacional de lo que está pasando y de lo que nos transmiten los vecinos, pero por el momento no nos dicen nada”, se lamenta el representante vecinal. Fuentes policiales señalan que los indicios no apuntan a que se trate de una banda organizada itinerante, por lo que las sospechas recaen sobre la delincuencia autóctona. En todo caso, se trata del típico robo a plena luz del día, aprovechando que la casa está vacía, para llevarse lo que puedan hallar en el joyero, y cualquier otro objeto pequeño y valioso, además de dinero en metálico.

Escasez de recursos

Esta clase de incidentes son muy habituales en verano, donde los desplazamientos vacacionales son aprovechados por los delincuentes para allanar las casas. Fuentes policiales señalan que existe una gran escasez de patrullas, pero que la mayor parte del problema se que tampoco se cuentan con suficientes recursos en la Policía Judicial, que investiga estos crímenes, lo que dificulta las operaciones y hace que se prolonguen en el tiempo.

En 2015, se sufrieron hasta cinco robos en un fin de semana entre diciembre y enero  de ese año. En algunos casos, los ladrones consiguieron hacerse con un botín de unos diez mil euros. Para atraparlos fueron precisos más de tres meses de pesquisas en una operación conjunta entre la Policía Nacional. Todo culminó con la detención de dos albaneses, a los que se les achacaban 14 robos en viviendas de A Zapateira. Comparativamente, la actual situación no es tan grave.

La psicosis por los robos en casas se desata en la Urbanización Valaire