Más de 200 reclusos reorientaron su futuro con el programa de La Caixa

07 junio 2013 página 04 A Coruña.- La Obra Social La Caixa ofrece cursos para integrar en la sociedad a 45 reclusos del CIS, Centro de Inserción Social
|

La obra social La Caixa facilitó itinerarios de inserción sociolaboral a 218 internos de la prisión de Teixeiro y el centro de inserción social Carmela Arias y Díaz de Rábago desde que se puso en marcha el programa “Reincorpora” en 2011. La iniciativa, dirigida a reclusos que cumplen la recta final de su condena, contó con la colaboración de la Fundación Érguete-Integración, junto con ambas instituciones. Se desarrolla de la mano del Ministerio de Interior y ofrece a los internos la oportunidad de sentar las bases de un futuro, para el que buscan su integración en la sociedad. 
A través de rutas personalizadas, los participantes mejoran sus habilidades y refuerzan los valores que les servirán de ayuda en su camino hacia la incorporación social. El resultado tras cinco años de trabajo habla de que el 13,5% se han introducido en el mercado laboral. Y es que de los 30 que formaron parte de la edición de este año, cinco tienen empleo. Los presos proceden de ambos centros.

personalizados
A grandes rasgos, y según las necesidades de cada participante, los itinerarios se dividen en las siguientes fases: posicionamiento ante el empleo; formación y prácticas no laborales; servicios solidarios y búsqueda activa de empleo e inserción laboral a través del programa Incorpora de la obra social La Caixa. 
Desde la entidad explican que la actividad se concreta en la figura del técnico Reincorpora, que se encarga de estar al lado de la persona a lo largo de todo el proceso de integración sociolaboral. De este modo, se promueve la situación de cambio desde una perspectiva global, que aborda la formación, la incorporación al trabajo y las necesidades emocionales. 
El presidente de La Caixa, Isidro Fainé, explicó que cinco años después, Reincorpora se consolida como “un referente en el ámbito de la reinserción social. Queremos contribuir a que los internos puedan reconducir su proyecto de vida, y, edición tras edición, los resultados obtenidos hacen patente que lo estamos consiguiendo”. El responsable destacó la suma de esfuerzos y el afán de superación de los participantes que hacen que la experiencia sea positiva. 
Uno de los factores que potencia es el de la solidaridad participando en talleres con la Tercera Edad o los niños. De esta forma, se promueve la participación social y el compromiso cívico de los reclusos.

Más de 200 reclusos reorientaron su futuro con el programa de La Caixa