La venta de hamburguesas cae un 50% en los negocios coruñeses

19 julio 2015 página 11 A Coruña.- El mercado de Elviña ha celebrado su cuarto aniversario con una gran degustación popular a la que han sumado muchos de los establecimientos que lo integran
|

Ante el informe presentado por la Organización Mundial de la Salud donde alertaron hace unas semanas de que el consumo excesivo de carne roja, sobre todo, de preparados, podía ser uno de los causantes de cáncer, los carniceros coruñeses han visto cómo uno de sus productos estrella, las hamburguesas, se acumulan en la bandeja más tiempo de lo normal hasta afirmar un descenso del 50% en ventas. 
Conscientes de que noviembre es un mal mes para el comercio debido al pago de impuestos como el de la contribución, desde Elviña señalan que este estudio les ha hecho mucho daño. Es por eso que los carniceros y charcuteros de la plaza invitarán el viernes y sábado a sus clientes a una degustación de minihamburguesas y fiambres para combatir la mala prensa con materia prima de calidad. 
Los puestos de Pili, Margarita, Dopico, Pablo y Cándido Lorenzo prepararán estos piques de ternera con pan desde las 11.00 hasta las 14.00 horas en un perímetro que también servirá embutidos gracias a Loli y David con el objetivo de hacer ver a los suyos que lo que comercializan en Elviña se escapa de la lista negra porque no llevan conservantes ni aditivos malignos. Se componen de carne de ternera y se aliñan con condimentos naturales para darle ese toque característico de las hamburguesas. 
En el caso de los fiambres, los jamones y cecinas se colocarán la pajarita para convencer de que, al igual que el resto de elementos que pueblan la dieta mediterránea, son siempre beneficiosos si no se abusa de ellos. El placero Pablo comenta que son muchos menos los que optan por las hamburguesas para llenar su cesta de la compra y que la venta de ternera también se ha resentido. En las charcuterías, asegura que la clientela hace muchas preguntas antes de realizar su pedido y que esto no es más que la consecuencia de una clasificación donde se ha metido a todos en el saco, a los que trabajan con buenas y malas calidades.

La venta de hamburguesas cae un 50% en los negocios coruñeses