Tres ejemplos de superación y 3.000 oídos para tomar nota en Palexco

|

Carmen Cordón negoció con los secuestradores de su padre para intentar salvar su vida mientras veía cómo el holding empresarial se deshacía en días y el gobierno distraía a la opinión pública para no decir la verdad. Leticia Martínez fue víctima de abusos sexuales en la adolescencia. Toñejo Rodríguez era una promesa de las motos hasta que una desafortunada caída lo apartó de su sueño. 
Los tres protagonizaron la séptima edición del Congreso organizado por la Fundación Lo que la Verdad Importa que reunió a más de 1.500 jóvenes en Palexco y que contó con Felipa Jove, directora de la Fundación María José Jove, como presidenta de honor. Además, participaron Cecilia Vázquez, directora de Juventud de la Xunta, que inauguró las jornadas junto con el director de la Diputación, Valentín González.
La responsable aseguró que la presencia de nuevas generaciones va emparejado al desarrollo de valores como la comunicación, la responsabilidad o la autoconfianza. Por su parte, González, remarcó la importancia de los emigrantes para la evolución del país “conscientes da diferencia que marcaba a educación” y de las “oportunidades” que podían otorgar. 
En este sentido, la cita sirvió también para aportar kilos solidarios a través de una campaña que hizo que los participantes acudieran a la cita con un producto no perecedero del brazo, así hasta los más de 1.000 que reunieron al finalizar el evento y que irán destinados a la Cocina Económica. 
Mientras sobre la palestra, la hija de Publio Cordón contó cómo 14 años después del trágico suceso publicó su primer libro “Historia de un secuestro”. La fundadora del grupo hospitalario Quirón recordó en el encuentro que su padre dejó por escrito pensamientos como “la vida es una aventura sobre la que no tienes ningún control” y que “lo que sí puedes hacer es extraer las grandes lecciones que la vida te trae”, retales con los que ella recompuso la suya para concluir que “la felicidad es algo que se genera dentro de ti”. Para superar la mala experiencia, Leticia también se puso a escribir. En “Viaje al centro del corazón” compartió su experiencia y no solo con eso, la mujer trabaja todos los días por desmontar el sistema que origina la violencia de género: “Yo de pequeña me sentía avergonzada de mi misma y no me quería nada”. 
Sin embargo, todo eso le ha enseñado “lo que soy capaz”, un ejemplo de superación que los asistentes guardaron en su mochila junto con el de Toñejo Rodríguez, que se quedó en silla de ruedas para tomar las curvas siguientes al accidente, siendo el primero en pilotar un fórmula uno del mar: “Las peores barreras que nos encontramos por el camino no son arquitectónicas, sino personales”. 
Por eso, recomendó a los que le miraban de frente que “nunca nadie te diga que no puedes hacer algo”. El congreso tuvo el respaldo de Telefónica, que lo dotó de tecnología para conectar en directo con las redes sociales. Además, la responsable de la Fundación Jove, Felipa Jove, destacó la importancia de “manter o equilibrio, seguir adiante e non rendirse ante os obstáculos da vida” y alabó la trayectoria de los tres ponentes como “modelos de espírito de loita e superación” y “exemplos da actitude que todos deberíamos ter no día a día”. 
En este aspecto, Cecilia Vázquez, añadió que desde su departamento buscan “traballar para crear novas oportunidades, o que supón un obxectivo irrenunciable para garantir o futuro”, un futuro que ayer pintaron sin barreras porque “la felicidad nadie te la va a regalar”, decía Carmen Cordón.

Tres ejemplos de superación y 3.000 oídos para tomar nota en Palexco