no se tiene que consentir”

álex bergantiños, junto a salomao durante la sesión de entrenamiento de ayer patricia g. fraga
|

Álex Bergantiños, mediocampista del Deportivo, abogó por la unión del equipo y la afición para conseguir salvar la hasta ahora paupérrima temporada después de que un pequeño grupo de aficionados insultara a algunos integrantes de la plantilla durante la sesión vespertina del pasado lunes. Una actitud que el canterano condenó.

“Insultar y faltar, incluso agredir, es algo que no se tiene que consentir en ningún sitio, pero entiendo que es una minoría y que la gente está cabreada, aunque tienen que entender que nosotros somos los más cabreados, porque somos competidores natos y estamos perdiendo cada domingo”, afirmó el pivote blanquiazul quien, sin embargo, no cree que ese grupo de seguidores que increparon a los deportivistas represente a la masa social de la escuadra coruñesa.

“Por suerte, el asunto no pasó a mayores y todo se quedó en cuatro palabras, pero en todos los lados hay minorías así, y también entiendo que alguna gente a veces se desahoga con esto del fútbol”, explicó el mediocentro.

Además, Álex Bergantiños solicitió el apoyo de la ‘parroquia’ blanquiazul para que el cuadro que dirige el técnico Domingos Paciencia sea capaz de levantar una delicada situación que le ha llevado a instalarse en la última plaza de la clasificación y hallarse a cinco puntos de los puestos de salvación.

“Durante el partido contra el Granada, la afición tiene que ser un jugador más y, después, si al final no está contenta, ahí estaremos todos en el centro del campo para que muestre su opinión, pero que durante los 90 minutos nos ayude para ir todos en la misma dirección”, pidió el mediocampista coruñés.

El canterano admitió que la plantilla herculina cuajó una muy mala actuación en el último encuentro de Liga y reveló que Domingos Paciencia analizó durante tres cuartos de hora los errores cometidos por sus jugadores en el Coliseum Alfonso Pérez

“Estamos viendo vídeos para ver las cosas que no hacemos bien y corregir errores, porque hay que intentar mejorar después del duro golpe de Getafe y sabemos que el sábado tenemos una oportunidad para tomar un poco de oxígeno”, apuntó el mediocentro.

no se tiene que consentir”