El servicio de desratización atendió un 31,5% más de reclamaciones en dos años

|

La presencia de ratas en la ciudad aumentó en los dos últimos años según el número de reclamaciones que recibió el servicio municipal que se encarga de acabar con este tipo de roedor. Si en el año 2014 fueron 277 los casos atendidos, el año pasado crecieron hasta 404.
Este último dato es el que aparece reflejado en la memoria de gestión municipal correspondiente a 2016 y que atestigua el aumento de las ratas en el término urbano.
Las 404 reclamaciones registradas el año pasado suponen un ligero descenso en relación al ejercicio anterior, ya que en 2015 llegó a haber 418 casos.
San Diego, Los Rosales, Matogrande, Os Mallos u Os Castros, en el que se llegó a emprender una recogida de firmas para la erradicación de las ratas, son algunos de los barrios que llevan meses denunciando la presencia continua de estos roedores y por ello reclaman una intervención contundente al Gobierno municipal, en concreto de la Concejalía de Medio Ambiente.
Sin embargo, este problema no es exclusivo de barrios situados en algunos casos en los límites del término municipal. En zonas céntricas como el Ensanche o la Ciudad Vieja también denuncian la presencia de ratas habitualmente y hace pocos días apareció un vídeo en redes sociales en el que se veía a varios ciudadanos persiguiendo a uno de estos animales en la plaza de Pontevedra a pleno de luz del día hasta acabar con él y ser recogido por un empleado de limpieza viaria.

Más datos
En los dos últimos años el número de reclamaciones atendidas por el servicio de desratización aumentó en 127 casos. A ellos se une también un incremento en el número de calles desratizadas en fase de choque. El año pasado fueron 3.339, mientras que en 2014 habían sido 1.708.
Hace dos años, el gobierno encabezado por Carlos Negreira desratizó un total de 8.295 arquetas (tapas de las redes de pluviales) en fase de choque. Esta cifra creció el año pasado hasta 11.951. Lo que también aumentó durante este período fue la cantidad total de raticida consumido puesto que se pasó de 1.447,5 a 1.704.
El incremento de la presencia de estos roedores en la ciudad se ha relacionado con las denuncias por una limpieza insuficiente del espacio público que fueron formuladas por parte de asociaciones vecinales y formaciones políticas de la oposición durante el último año y medio.
El nuevo contrato de mantenimiento de parques y jardines fue adjudicado hace pocos meses por la decisión de un tribunal y después de pasar prácticamente dos años prorrogado el anterior.
Mientras tanto, los trabajadores de limpieza viaria amenazan con ir a la huelga el próximo mes como forma de protesta ante lo que entienden que son varios incumplimientos por parte del Gobierno municipal, entre los que figura la desatención de algunos puntos de la ciudad por la falta de personal al ser desviado a otras tareas.
Este número insuficiente de trabajadores, según los representantes del servicio, viene motivado también por la implantación a mediados del mes de junio del programa de acondicionamiento intensivo de los espacios públicos “A pé de barrio”, que está recorriendo Monte Alto, Atochas, Adormideras, Orzán, Zalaeta, Ciudad Vieja y Pescadería. Ambos contratos pertenecen al área de Medio Ambiente.

El servicio de desratización atendió un 31,5% más de reclamaciones en dos años