El carballés que abusó de una menor y lo grabó en vídeo acepta seis años y medio

El hombre reconoció ayer en la Audiencia los hechos patricia g. fraga
|

  Una condena de seis años y siete meses de prisión, menos de la mitad de lo que solicitaba la Fiscalía, aceptó ayer ante los magistrados de la sección primera de la Audiencia el vecino de Carballo llevado a juicio por someter a abusos sexuales a una niña de 13 años, vecina de su mismo edificio, e incluir en sus prácticas a la hermana de esta, también menor. La sentencia lo culpa de un delito continuado de abusos sexuales con acceso carnal, dos de corrupción de menores y uno más de exhibición de material pornográfico a menores de edad ya que, según ha quedado probado, además de recoger en vídeo las relaciones con la víctima y conseguir que ella misma se grabase difundió las imágenes entre varias amigas de las menores implicadas, con las que también compartió los vídeos a través de su teléfono móvil.

Para rebajar la condena respecto de las peticiones previas a la vista celebrada ayer, el tribunal ha tenido en cuenta las dilaciones injustificadas del procedimiento judicial, que se inició en agosto de 2010 con la detención del sospechoso y su inmediata confesión. Esa colaboración con la justicia le sirve también para ver reducidas las penas inicialmente solicitadas, aunque no le exime de las órdenes de alejamiento pautadas ni del pago de las indemnizaciones a las dos víctimas: diez y cinco años de prohibición para acercarse al inmueble donde residen las menores y un total de 31.000 euros en su favor.

 Abuso de confianza > La sentencia avala el relato de hechos avanzado por la acusación pública, que culpaba al hombre de haber sometido a tocamientos íntimos a una de las dos vecinas aprovechando la larga relación de confianza que unía a sus familias, y que le permitía quedarse a solas de forma habitual con la niña en su propia casa.

También se entiende probado que en la relación que entabló con ella también incluyó a la hermana, de la que se servía para sus juegos de corte sentimental y que llegó a grabar en vídeo alguna de las relaciones del hombre con la menor. Entre los juegos de los que hablaba el fiscal destaca la boda que el adulto y la pequeña escenificaron, y que ofició la otra menor a modo de sacerdote.

El carballés que abusó de una menor y lo grabó en vídeo acepta seis años y medio