El estado de la ría impacta a la misión europea, que exige su dragado urgente

los eurodiputados fueron muy duros con la xunta, aunque reconocieron los avances en cuanto al tratamiento del agua. delegación europea ría do burgo
|

La visita a la ría de O Burgo fue “impresionante” para los miembros de la misión europea y así la definieron en varias ocasiones. Las conclusiones de ayer de los eurodiputados nada tuvieron que ver con la valoración que hicieron el martes tras la reunión con la Xunta en Santiago. Tras conocer las rías de Ferrol y A Coruña, las que se encuentran en peor estado, los responsables cambiaron su discurso y fueron muy duros con las autoridades hasta el punto de exigir un dragado inmediato y “que se tomaran en serio el problema”.

Los eurodiputados fueron muy duros con la Xunta, aunque reconocieron los avances en cuanto al tratamiento del agua

Las palabras más críticas se escucharon en el encuentro celebrado en el jardín botánico de O Burgo tras la visita en barco a la ensenada que organizó la plataforma en defensa del estuario para los eurodiputados y a la que los portavoces del Gobierno autonómico –el director de Augas de Galicia, Francisco Menéndez, y la directora del Intecmar, Covadonga Salgado– no pudieron asistir pese a su interés en hacerlo. Ya en tierra, tanto los peticionarios como los técnicos de la Xunta pudieron defender sus posturas, muy contrarias y entre las que se llegaron a oír reproches del tipo: “Ahora entienden por qué tuvimos que ir a Europa, son ustedes nuestra última esperanza”. Frase del portavoz de la asociación de vecinos de O Noso Burgo, Ramón Sixto.

Menéndez negó los datos que estaban dando los peticionarios varias veces. “La información no es reflejo de la realidad, las fotografías no son verdad”, insistía el director, y aclaraba que se podían haber sacado en un momento puntual en el que se produjera un fallo en la red de alcantarillado. Esta postura llegó a indignar a una de las diputadas, la liberal austriaca Angelika Wethmann, que tomó la palabra para desmentir al portavoz de la Xunta y declarar que ella había visto esa misma situación en lo que había sido un “muy, muy, muy mal viaje” a través de O Burgo. Destacó los metales y la basura que vio en el paseo en barca.

 

críticas

Su compañera, la ecologista letona Tatjana Zdanoka fue de la misma opinión. “Yo no soy bióloga ni química, pero me temo que el enfoque con el que está midiendo la calidad del agua es el erróneo. Igual el método es el adecuado, pero el resto de lo que hemos visto... Esta superficie se tiene que limpiar”.

El director de Augas negó varias veces
la información que dio la plataforma

Y es que todos los representantes europeos entendieron que en esta situación había dos posturas y ambas con su parte de razón. Por un lado, sabían que se había trabajado mucho por mejorar el tratamiento de las aguas y así lo reconoció el portavoz de la de la expedición el francés Philippe Boulland, pero las grandes críticas fueron hacia el problema de los lodos, que persisten en O Burgo. “Evidentemente hay que tratarlos. Si la calidad del agua fuera de pureza absoluta seguirían existiendo esos fangos, que plantean un problema económico y de empleo”, declaró el francés, respondiendo así a las dudas de los técnicos sobre si sería positivo o no dragar el fondo de O Burgo. Boulland mostró su preocupación por “la salud pública, el medio ambiente, la calidad de vida de los residentes y por la calidad del agua”. “Estos lodos tienen que eliminarse lo antes posible. Aunque el agua esté limpia está encima de lodos contaminados”, insistía. La misma idea trasladó el socialista Antolín Sánchez Presedo: “No tengo ningún motivo para dudar de los informes de Augas de Galicia, pero el problema son los sedimentos que se han ido acumulando”.

Muy distinta fue la postura de los eurodiputados populares, que al tomar el turno de palabra no hicieron ningún tipo de valoración sobre la ensenada, sino que se limitaron a criticar el hecho de que los representantes del ejecutivo autonómico no les pudieran acompañar en la ruta en barco –aunque sí a pie– para aclarar las acusaciones de la plataforma.

 

conclusiones

La misión redactó una declaración conjunta final en la que admitió el “retraso de las autoridades en la aplicación de las directivas europeas en materia de medio ambiente y los perjuicios ocasionados”, pero, pese a estas palabras, el director de Augas de Galicia, en una rueda de prensa posterior aseguró que “a directiva de augas residuais xa se cumpre”, por lo que restó importancia a la cuestión del dragado.

El presidente de la delegación: “Galicia es magnífica, no               se merece esto”

“Para demostrar a súa denuncia o que foron ver foi o asentamiento chabolista de A Pasaxe porque xa non hai vertidos, e ese é un problema social non de augas residuais”, aseguró Menéndez. El responsable recalcó que las fugas están solventadas en un 99,3%, eso sí, en tiempo seco, y explicó que se siguen redactando los proyectos de las primeras obras incluidas en el plan de saneamiento local presentado en 2011. En cambio, en dos meses se conocerán los resultados de las analíticas del Gobierno central en la ría para a continuación empezar a redactar el proyecto de dragado y regeneración.

Contundente fue la despedida del presidente de la misión: “La región de Galicia nos ha parecido magnífica y no se merece esto, se merece este saneamiento”.

El estado de la ría impacta a la misión europea, que exige su dragado urgente