Los bomberos rescatan a través de una ventana a una mujer de 140 kilos tras sufrir una caída

|

Una mujer de 56 años tuvo que ser rescatada por los bomberos en su domicilio, en la calle del Hogar de Calvo Sotelo, después de que sufriera una caída de la que fue incapaz de recuperarse. La víctima, que pesa 140 kilos, no pudo ponerse en pie y tuvo que llamar a los servicios de emergencia para que la auxiliaran. El suceso tuvo lugar pasadas las once de la mañana y congregó en el barrio de Labañou a efectivos de la Policía Local, Cruz Roja y 061, además de los propios bomberos.

Al lugar de los hechos también se acercaron los dos hijos de la mujer, que vive sola en el cuarto piso del número cinco de la citada calle. Pudieron acceder a la vivienda por la puerta, pero los servicios de emergencia comprobaron que era imposible sacarla en camilla: el edificio, bastante antiguo, no cuenta con ascensor y la escalera es demasiado estrecha como para doblar con ella las esquinas con una camilla.

La única salida posible fue emplear una autoescalera para sacar la camilla por la ventana. La Policía Local cortó al tráfico la calle de Hogar Calvo Sotelo mientras se realizaba la operación.

Dos bomberos permanecieron en la cesta junto con la camilla hasta que se depositó en el suelo, donde le esperaban los sanitarios de Cruz Roja y el 061. La víctima se mantuvo consciente en todo momento, aunque se quejaba de dolor. Ante la sospecha de que podía haberse roto algún hueso, fueron los sanitarios de la organización humanitaria los encargados de trasladarla al Complejo Hospitalario Universitario, donde fue sometida a un examen médico.

 

Salud deteriorada

La hija de la víctima confirmó que se encuentra bien, aunque una vecina añadió que su salud se había ido deteriorando desde su divorcio, y que subir cada día por las escaleras hasta el cuarto piso de su vivienda le suponían una dura prueba: “Cuando la ves con el carrito de la compra, parece que le va a dar algo”. n

 

Los bomberos rescatan a través de una ventana a una mujer de 140 kilos tras sufrir una caída