El pulpo alcanza su precio máximo en la Lonja en los últimos 17 años

La mayoría de los días el cefalópodo escasea en las pescaderías coruñesas | quintana
|

El pulpo escasea en la Lonja coruñesa. La prueba de ese recorte de las cantidades que llegan a subasta es el precio medio que ha alcanzado el cefalópodo ya en El Muro desde que se abrió la veda es el más alto de, al menos, los últimos 17 años. Este contexto ha provocado que el producto se pueda encontrar en pocas cantidades a las pescaderías de la ciudad y, cuando lo hace, va a unos precios bastante elevados para el bolsillo de los consumidores.
Muchos coruñeses aprovechan la campaña estival del pulpo para hacerse con una buena despensa para congelar y disfrutar del manjar en cada ocasión en la que les apetezca. Sin embargo, este año no les saldrá tan a cuenta como en otras ocasiones. La veda para capturar esta especie se levantó el pasado 3 de julio y a estas alturas de la temporada los precios deberían haber bajado pero se han mantenido estables dentro de lo elevado.
Según el histórico de Pesca de Galicia, que se remonta a 2001, 2017 destaca como el ejercicio con un precio medio del kilo más elevado. Entre el mes pasado y lo que va de agosto la media para los compradores en Lonja se situó rozando los siete euros.
En concreto, cada kilo de pulpo se vendió por 6,96 euros. A esto habría que sumar los impuestos y los gastos de transporte hasta las pescaderías (en los mercados municipales o en locales particulares), por lo que los costes que debe abonar el consumidor final por cada kilo oscilan entre los 12 y los 14 euros en función de cómo salga la subasta del día.

Menos de 5.000 kilos
Lo normal a estas alturas del año era encontrar este producto tan típico de Galicia más ajustado, pero esto se debía a la mayor cantidad de kilos descargados y, por tanto, a la bajada de los pagos totales en las subastas en el Muro. Hasta el 2001 los precios se movieron entre los cuatro y los cinco euros y pico, pero nunca superando los seis euros hasta este 2017.
Si el balance se hiciese solo con las cifras de agosto, el resultado sería incluso más elevado en el Muro puesto que la media de cada kilo fue de 7,25 euros. Y en que en lo que va de mes solo se descargaron 4.753 kilos de cefalópodo frente a los 118.847 contabilizados en el mismo período del año pasado. A los problemas por la carestía se suma el hecho de que las descargas están bajo mínimos y tampoco es sencillo encontrar grandes cantidades.

El pulpo alcanza su precio máximo en la Lonja en los últimos 17 años