Un viaje a Hetauda que cambió la vida de Aina Barca y de 44 niños con discapacidad intelectual de Nepal

el ideal gallego-2019-10-24-036-f963f405aAina Barca atendiendo a uno de los alumnos de la escuela de su ONG en Hetauda (Nepal)

En verano de 2012, Aina Barca, con tan solo 21 años, se disponía a pasar sus vacaciones estivales en un destino exótico como Nepal, pero al llegar a Hetauda (al sur del país) vio la situación que vivían los niños con discapacidad intelectual, “que pasaban el día encerrados en casa”.

Esto era debido a que no “había escuela para ellos”, explica, por lo que “mientras sus familias trabajaban”, los pequeños estaban “atados” en casa o “encerrados dentro de jaulas de madera”.

Al regresar a España trató de volver a la “normalidad”, pero en aquel momento trabajaba con menores con discapacidad intelectual en Barcelona y se preguntó por qué personas “con la misma discapacidad” no tenían las mismas oportunidades.

Trató de cambiar esta situación y fundó su propia ONG, Familia de Hetauda, a través de la cual pudo poner en marcha una escuela para niños con discapacidad intelectual en Nepal, que ahora da cabida a “44 niños”.

“No es que las familias no quisieran a sus hijos, sino que no aceptaban sus matrículas en las escuelas y ellos tenían que trabajar para sobrevivir, entonces se daban esas situaciones”, explica.

Ahora refleja toda su experiencia con un libro llamado “Asha o la fuerza de la esperanza”, que presentará esta tarde en la ciudad, a las 19.30 horas, en la FNAC. Aquí cuenta su historia, “mi familia me decía que estaba loca”, aunque reconoce que ahora mismo entienden el paso que quiso dar.

Siguientes pasos

Estos días, Barca se encuentra viajando por el país para dar a conocer su libro y su historia, mientras piensa en los siguientes pasos a dar, como intentar abarcar territorios más allá de Hetauda.

Además, “estamos intentando construir una residencia propia, tenemos una de alquiler, pero tenemos muchos niños en lista de espera a los que les es inviable venir todos los días”, explica.

Un viaje a Hetauda que cambió la vida de Aina Barca y de 44 niños con discapacidad intelectual de Nepal

Te puede interesar