La Marea propone reducir el Museo de Automoción a 7.000 metros cuadrados

El espacio que se ha ofrecido a la Fundación Jorge Jove está ocupado actualmente por los talleres municipales pedro puig
|

El Ayuntamiento ofreció ayer a la Fundación Jorge Jove construir el Museo de Automoción e Historia –para el que cuentan con una concesión en Bens hasta el año 2090– en una parcela de poco más de 7.000 metros cuadrados en el polígono de A Grela. El Gobierno municipal se reunió ayer con representantes de la institución privada para intentar buscar una nueva ubicación al proyecto museístico que le permita cumplir sus compromisos electorales relativos al Parque de Bens, si bien la propuesta reduce en más de 100.000 metros cuadrados el espacio que la fundación tiene cedido legalmente. Aunque todavía no ha habido pronunciamiento oficial, todo parece indicar que la idea será descartada, puesto que el edificio que pretende costear la organización tendría unos 30.000 metros cuadrados de planta.
Como una solución al conflicto generado alrededor de la construcción del Museo de la Automoción de la Fundación Jorge Jove, el Ayuntamiento propuso trasladar la edificación a un terreno de algo más de 7.000 metros cuadrados de una parcela pública en el polígono de A Grela. El solar, que actualmente alberga una nave con dependencias municipales como los talleres, está comprendido entre la calle de Newton y la travesía de Newton, justo detrás del antiguo centro comercial Dolce Vita.
Desde el Consistorio aseguraron que la propuesta es una alternativa viable a la construcción en Bens porque “responde ás necesidades do proxecto, que propoñía o uso de 6.600 metros cadrados para o inmoble que albergará o museo”. Sin embargo, esta afirmación no se sustenta porque en todo momento los promotores del plan plantearon la necesidad de construir un edificio de unos 30.000 metros cuadrados.

espacios complementarios
A estos habría que sumar otros 80.000 utilizados en instalaciones complementarias como un circuito para el mantenimiento de los vehículos y un auditorio al aire libre. De hecho, la Fundación Jorge Jove se podría considerar dueña de pleno derecho de 107.800 metros cuadrados en el parque de Bens hasta 2090 porque así lo recoge legalmente el contrato firmado en abril del año pasado entre la institución y el anterior Ejecutivo local.
El documento, rubricado por Ángel Jove –presidente del patronato de la fundación– y Rosa Gallego –en calidad de teniente de alcalde de Hacienda y Administración Pública– establece que la cesión de las parcelas tendrá una duración de setenta y cinco años, que comenzaron a contar el 21 de abril de 2015, hace más de un año.
Esto supone que la organización tiene la posibilidad de hacer valer sus derechos, toda vez que la oferta municipal hecha ayer no se asemeja para nada a lo que se necesita para desarrollar la iniciativa privada para uso y disfrute público.
Pese a ello, el concejal de Regeneración Urbana, Xiao Varela, resaltó: “Entendemos que se trata dun lugar de oportunidade, tanto pola súa ubicación como pola conectividade, co centro da cidade e coas localidades da comarca, e moi próximo á area comercial de Marineda City, polo que resulta interesante de cara á accesibilidade e afluencia”.
Según teorizan desde María Pita, el enclave se verá potenciado en los próximos meses con la construcción de la pasarela peatonal de Baños de Arteixo y el museo de Estrella Galicia. “Falamos dunha ubicación estratéxica que entronca coa idea do Goberno local de ir humanizando a zona de Agrela, ampliando o enfoque e redefinindo os usos”, insistió Varela, defendiendo la permanencia del parque de Bens tal y como está para ser “pulmón verde” de la ciudad.
Por su lado, la institución promotora, consultada por este diario, reivindicó su derecho a reunir a los miembros de la comisión permanente antes de pronunciarse sobre el ofrecimiento.

La Marea propone reducir el Museo de Automoción a 7.000 metros cuadrados