El legado de los sueños submarinos de Lugrís vuelve a latir en las calles

marcos samaniego y xurxo souto presentaron la iniciativa leire lópez

Paraguas y rotuladores, armas únicas para celebrar esta tarde en la ciudad el III Año Lugrís. Una iniciativa conjunta del movimiento In Nave Civitas y la Asociación de Escritores en Lingua Galega, que busca reivindicar “justicia” para el legado artístico del principal muralista de la ciudad.

Una ruta en honor del artista recorrerá los lugares emblemáticos de su carrera

Partirá del Obelisco, a las 20.00 horas, donde los organizadores esperan “que chova moito”. Justificación necesaria para que todos los participantes luzcan sus paraguas. Unos paraguas que decorarán con rotuladores inspirándose en los motivos que llenaron la obra de Lugrís, “os seus sonos submarinos”. Así lo explicaba Xurxo Souto, promotor de la idea, que avanzaba que tras la decoración de los paraguas, se partirá en manifestación, acompañado de gaiteiros.

 

tras los pasos

La primera parada será en la calle de Mantelería, el lugar donde estuvo situado durante años el estudio del artista. “Aquí creou a súa obra o pintor do mar sen tempo”, señala Souto. Aquí nacieron también algunos de los elementos coruñeses de su legado, la Marola, la Torre, el Orzán, que se convierten en arquetipos de su obra (isla, faro y playa) para contar la historia de los océanos.

En este punto, se realizará una intervención pictórica, que volverá a sacar a las calles del centro coruñés un trabajo como el que en ellas realizaba el ilustre artista y para el que, desde el colectivo, se reivindica una mayor atención y conservación. La comitiva llegará pasadas las 21.00 hora al bar Borrazás, “a habitación do vello mariñeiro”; uno de los establecimientos más visitados por Lugrís. Aquí se reunirá un colectivo poético poniendo en valor “a cidade barco”, una idea que el propio Lugrís defendió para A Coruña.

El colectivo honra con esta iniciativa la memoria del artista coruñés por tercer año consecutivo en un “tempo difícil”, como afirma Marcos Samaniego. “Seguimos coa mesma ilusión, poñendo en valor a súa obra e mantendo a súa chama viva para protexer o patrimonio de Lugrís na cidade”, subraya.

El legado de los sueños submarinos de Lugrís vuelve a latir en las calles

Te puede interesar