Lata de Sal envasa gatos con chicha entre sus novedades

Estas son las últimas novedades publicadas por la editorial
|

La editorial Lata de Sal, de la coruñesa Irene Álvarez y el pontevedrés Juan Blanco, envasa para estas navidades gatos con chicha para que los pequeños se recreen en un mundo felino donde los hay rojos, pero también azules. Se trata de “Gato vermello, gato azul”, de Jenni Desmond, con un trasfondo que va más allá del físico porque los dos animales opuestos traen un mensaje entre sus zarpas. Tiene que ver con aceptarse, cada uno con sus destrezas y patosidades.
En su colección de bichos con bigotes, también hace toc toc en la puerta una joya procedente de Corea del Sur, un país referente en el mundo de la ilustración, que firma Kwon Yoon-duck. Cuenta Irene que, empeñada en fabricar cuentos para su hija, la autora terminó por publicarlos envueltos con dibujos de marcos dorados que caracterizan a las historias que vienen de este punto del mapa.
Además, la editorial prepara una publicación estrella para el mes de enero. En ella, se hace libro el arte de la pintora Susan Herbert, que “lleva muchos años pintando gatos”. Y es que de sus manos han salido cuadros de dimensiones enormes que se han convertido en fondos para películas. En “Gatos de película”, la ilustradora versionará las escenas más conocidas de largometrajes con la diferencia de que los protagonistas tienen pelo y rabo.
Así, el volumen se dirige a un público más adulto. La idea es diversificar la producción y no estancarse en un tipo de libros. Después de un año en el mercado, la pareja de emprendedores está contenta. Irene apunta a que el universo gatuno da mucho juego porque siempre hay gente que ama a los felinos o conoce alguien que siente devoción por ellos.
En su otra colección “Vintage”, la firma le hace un hueco a títulos internacionales que han pasado de largo por España. Ellos los cazan al vuelo y las introducen en una lata con lazo. En este apartado, los editores sacarán en los próximos meses “Tinta y mancha”, sobre la Pipi Lastrum holandesa, una serie de historias que enganchan a la comunidad infantil sobre una niña que no puede estar limpia más de media hora.
Acompañada de un perro al que también le ocurre lo mismo, la niña desastre que está causando furor al otro lado de los Pirineos le supuso a Lata de Sal dos años de negociaciones. Entre medias, los lectores bajitos tienen a su disposición “Un hipopótamo na bañeira”, de Kyoko Matsuoka, una divertida historia en la que su protagonista pone a prueba las dimensiones de su bañera e introduce un auténtico paraíso animal en ella.

Lata de Sal envasa gatos con chicha entre sus novedades