Alvedro sobresale en la red aeroportuaria gallega como la única terminal con un ascenso constante de pasajeros

El Ideal Gallego-9999-99-99-999-e53fa93a
|

El aeropuerto de A Coruña puede presumir de ser el que goza de una mejor salud dentro de la red aeroportuaria autonómica. Aunque el aeródromo de Lavacolla (Santiago) es el que mueve a un  mayor número de pasajeros, por contar con una oferta de destinos mucho más amplia, el único que sigue creciendo en usuarios mes tras mes sin mostrar síntomas de flaqueza es Alvedro. A estas alturas ya encadena 37 meses de subida porcentual con respecto a las referencias.


Desde el mes de abril de 2016 el número de viajeros que eligen Alvedro para desplazarse no ha dejado de aumentar. La evolución no se produce en relación a los meses consecutivos sino de forma interanual en determinados meses con respecto a los mismos de ejercicios anteriores, pues la demanda estival no es comparable a la de la temporada de invierno. Así, cambiado una tendencia fluctuante, en abril de hace tres años se produjo una subida del 0,9% en relación al mismo período de 2015 y ese ínfimo ascenso inició un camino que está a punto de convertirse en un récord. 


De momento, lo que queda claro es que la terminal coruñesa no tiene competidores en evolución positiva a nivel porcentual ni en Lavacolla ni en Peinador (Vigo), donde hubo momentos en los que luchó con Alvedro por la segunda posición de la red aeroportuaria gallega y que se ha visto muy afectado por la decisión de la low cost Ryanair de irse. El máximo de meses que ha enlazado en subida continuada el aeródromo olívico es de 19 en los últimos 16 años –los únicos de los que AENA ofrece los datos de forma pública– y la infraestructura compostelana logró encadenar 28. 


Ambas se quedan muy lejos de los logros de la instalación local, que ya suma 37 meses de camino positivo y de llegar a 38 al cierre de mayo estará un poco más cerca de igualar su mejor registro, al menos dentro de las estadísticas que son públicas, dado que entre 2005 y 2008 se lograron 40 meses consecutivos.   
Gracias a Málaga y Bilbao 

Todo hace prever que mayo se cerrará en positivo dado el exitoso estreno de las rutas a Málaga (Vueling) y Bilbao (Volotea, una compañía novata en la infraestructura) en abril, que no han dejado de sumar adeptos a lo largo de las últimas semanas. Además, probablemente en junio se pueda producir otro impulso dada la previsión de Vueling para retomar su oferta al País Vasco. 


En cualquier caso, de los meses pasados la mejor evolución se detectó en marzo de 2017, cuando los viajeros se incrementaron un 15,1% y, ese mismo año, en noviembre se registró una evolución del 11,3%. En medio se coló el 12,3% de incremento en agosto de 2018, que lleva subiendo desde hace tres ejercicios. 


Estas cifras se han dado a pesar de que en algunos meses hubo que luchar con la problemática de los desvíos, que provocó que los usuarios sumasen, sobre todo, para las estadísticas del vecino Lavacolla. Sin embargo, desde que el gestor de la navegación aérea, Enaire, puso en marcha el año pasado una bajada del umbral mínimo de toma de decisión –es decir, de la distancia al suelo que debe tener el piloto– sobre si se realiza el aterrizaje o se frustra la maniobra ha habido una reducción de las incidencias. Además, el organismo sigue trabajando en la implantación de una herramienta que ayude a tomar tierra con la ayuda de un satélite por la cabecera sur o 03, la más próxima al monte Xalo.

Alvedro sobresale en la red aeroportuaria gallega como la única terminal con un ascenso constante de pasajeros