El escaso stock de mascarillas sube los precios y reduce su calidad

Desde el inicio del estado de alarma el stock de mascarillas es bajo y a un precio “inasumible” | javier alborés
|

Desde antes incluso de la declaración del estado de alarma pudimos observar que la población comenzó a adquirir mascarillas en masa, hecho que propició la caída del stock en tiendas y farmacias y que ahora los precios se inflen, aunque esto último tiene diversas causas.

Explica uno de los vocales de la Junta de Gobierno del Colegio Oficial de Farmacéuticos de A Coruña, Antonio Busto, que están viendo “que existen proveedores habituales que, evidentemente, se ven obligados a subir los precios de lo que ofertan porque los precios en origen ya han subido”. Si esto por sí mismo ya es un problema, Busto señala que hay otra cuestión y es que “hay dudas acerca de la procedencia de estas mascarillas, o de materiales de protección y sanitarios, incluso”.

Apunta también a la “tesitura” de gente “que está recibiendo ofertas de productos que sí son de contrastada calidad, pero que están fuera de precio”. Por ello, dice que es muy complicado realizar pedidos, sobre todo si se necesitan grandes lotes, “con unos precios inasumibles para un negocio como una farmacia, que aunque es de titularidad privada, el capital es limitado y es el principal problema que nos estamos encontrando”.

Es por esto que Busto comenta que, aunque consigan comprar un lote de, por ejemplo, mascarillas, éstas pueden alcanzar un precio “inausmible” para el cliente y “a lo mejor estás ofreciendo un producto caro y que al mismo tiempo no tienes garantías de que suponga una protección extra adicional a lo que se aconseja”, explica sobre las normas básicas de higiene como el lavado de manos.

Desabastecimiento

“Desde la instauración del estado de alarma ya notamos un repunte en la compra de este tipo de productos, lo que pasa es que los stocks de los que nosotros disponíamos no eran muy elevados”, explica Busto, porque no son productos “de alta rotación”.

“Se agotaron enseguida las mascarillas que teníamos en stock, pero también las que podíamos llegar a adquirir con los proveedores habituales”, señala el farmacéutico.

Con todo esto, señala que es complicado encontrar materiales de este tipo “de una calidad suficiente” y, en caso de encontrarlos, “que sean a un precio razonable”.

Apunta a que en casos concretos de ciudades, como A Coruña, el “desabastecimiento” se note un poco más tarde, “pero se notará, porque no se puede conseguir stock fácilmente, para nada”.

Medidas

Pide también que el Gobierno les tenga en cuenta, tanto a la hora de distribuir materiales como mascarillas, así como a la hora de regularizar el mercado.

En este último aspecto apunta a que podrían fijarse precios para que no se disparen y se conviertan en inasumibles, tanto para las farmacias, como para el grueso de la población.

El escaso stock de mascarillas sube los precios y reduce su calidad