Victor del Árbol | “Mis libros me han obligado a recordar fantasmas de mi pasado profesional y personal”

el ideal gallego-2019-05-28-036-fa8f19d7
|

El escritor catalán Victor del Árbol participó ayer en una tertulia literaria sobre su nueva novela “Antes de los años terribles”, junto a Fernando Ontañón y Javier Pintor.


Del Árbol traía debajo del brazo su novela, publicada este mismo mes de mayo, “una historia que me ha costado escribir ocho años”, cuenta.


Es una historia que cuenta una “realidad muy intensa para procesarla”. Es un relato en el que pone de manifiesto la figura de Joseph Kony, un hombre de Uganda que, en 1987, empieza a ser conocido como líder revolucionario y que, poco a poco, “se convierte en un líder y gurú religioso” que, tras unos años, se convertiría “en uno de los hombres más buscados por el Tribunal Penal Internacional”. “Kony provocó la muerte de más de 100.000 personas y dos millones de desplazados”, cuenta del Árbol, que explica que este hombre, “que ahora tendrá unos 58 años”, estaría escondido en Sudán.

La historia de “Antes de los años terribles” se cuenta a través del personaje de Isaías, un ugandés cuya familia “repara bicicletas en Barcelona, pero tiene que volver a Uganda”, recordando su pasado como niño soldado en el país africano.


El relato de del Árbol está “basado en hechos reales y cuenta muchas historias también reales”, comenta el autor, “pero está contada desde la ficción, ya que muchas historias, como esta, tienen que ser contadas desde la ficción”, señala del Árbol. “La tensión narrativa que aporta la ficción es necesaria en historias así”, dice.
Isaías es un personaje ficticio, pero basado en todos esos niños soldados que si existen en la realidad. “Isaías es la encarnación de todas las voces que he escuchado para construir esta historia”, señala el autor sobre una novela en la que destacan los relatos de los “ladrones de infancias” y de las personas que vieron como “estas infancias eran robadas”.

Sobre como se documentó para construir esta novela, cuenta del Árbol que “en 2012 una amiga de Estados Unidos me habla de Kony”, haciendo que el escritor catalán comenzara un proceso de investigación en el “que comienzo a descubrir las historias” relacionadas con el líder religioso ugandés.


“Para escribir esta novela he hablado con exniños soldados, con mujeres que estuvieron en campos de concentración en Sudán, con diplomáticos...”, todo con el objetivo de contar al mundo sus historias, a través de Isaías.

Influencia del pasado
La vena literaria de Victor del Árbol siempre estuvo ahí, pero durante su trayecto vital también ejerció otras profesiones, como la de Mosso d'Esquadra. Su experiencia policial le sirve para poder contar "historias relacionadas con el miedo, con la violencia de género o la violencia infantil", comienza a relatar el autor, "pero con una visión del mundo algo diferente, más rabiosa diría yo".

Su pasado personal también influye a la hora de construir sus universos literarios. “En mis libros hay una serie de fantasmas del pasado, como podrían ser los abusos en la infancia”, comenta del Árbol, “mis libros me han obligado a  recordar fantasmas de mi pasado profesional y personal”. “Me han requerido también de un esfuerzo para tratar de generar empatía y cariño”, dice.

Para escribir esta novela he hablado con exniños soldados, con mujeres en campos de concentración de Sudán, con diplomáticos...

 


Él mismo define su estilo como “ecléctico”. “Trato de mirar hacia los clásicos contemporáneos”, dice del Árbol. “Me gustan mucho autores como Delibes, Steinbeck, Dostoievski o Tolstoi, por poner algún ejemplo”, cuenta, pero añade que trata de “estar al día con lo que se publica actualmente”. En cuanto a géneros, “leo mucha ficción, pero también otros géneros como la poesía”.


Su novela vio la luz este mes y, por el momento, “la acogida está siendo sorprendentemente buena”, dice del Árbol. “La gente tiene una gran capacidad para empatizar con el personaje de Isaías”, dice. El autor catalán también considera que la acogida es buena en cuanto a la lectura que se está haciendo sobre la historia. l 

Victor del Árbol | “Mis libros me han obligado a recordar fantasmas de mi pasado profesional y personal”