Irrumpen en un garaje de Agra del Orzán y roban en quince vehículos

|

El Ideal Gallego-2011-05-25-009-22dc0eac

abel peña > a coruña

  Los vecinos de los números 2 y 4 de la calle del Arquitecto Rey Pedreira tuvieron ayer un brusco despertar gracias a las sirenas de la Policía Nacional, que acudieron a su garaje comunitario después de que éste fuera asaltado de madrugada: en total, fueron 15 los coches que aparecieron con una de sus lunas rotas y el interior saqueado. “No se llevaron mucho –reconoció uno de los vecinos, Francisco Tarin– sobre todo gafas, llaves, calderilla,... Cosas así”. Peor parado salió uno de los vecinos, un electricista que tenía taladradoras y otras herramientas valiosas en su vehículo, así como otra víctima que no pudo hallar un GPS recién adquirido.
Los ladrones se cuidaron de romper los cristales que estaban más cerca de la pared, con el fin de que el robo fuera advertido lo más tarde posible, y en muchos casos lo consiguieron. “Uno de nuestros vecinos, que es pescadero, se marchó a las cinco de la mañana sin darse cuenta de que le habían entrado en el Mercedes”.
Pero los vecinos que salieron a la calle a las nueve de la mañana ya se encontraron trabajando a la Policía Nacional, cuyos agentes de la sección Científica examinaron el lugar, incluyendo la cerradura de la puerta de salida, que los ladrones había desmontado para poder escapar. En cuanto a cómo entraron, existen pocas dudas.

Un descuido > “Creemos que debieron entrar a eso de las dos. Esperaron a que un coche abriera la puerta y se colaran detrás, aprovechando el descuido –explica Tarín, mientras atornilla la cerradura de la puerta de servicio– y debieron estar como quince minutos”. Se trata de un método para entrar en los garajes muy común, por eso las autoridades advierten sobre la importancia de esperar a que la puerta se cierre antes de marcharse del garaje.
En cuanto a cuándo ocurrió todo, hay diversidad de opiniones. Las primeras en notar algo fueron las estudiantes universitarias que viven en el bajo del número 2, cuya ventana queda directamente encima del garaje allanado. “Oía las alarmas, pero creí que era otra cosa, el camión de la basura dando marcha atrás, o algo así”, confiesa Estefanía Parada. Sin embargo, ella apunta como la hora más probable del asalto las 02.45 horas.
En todo caso, los ladrones pudieron actuar sin interrupciones, de ahí que llegaran a robar en un número tan elevado de vehículos. “El problema es que es un garaje enorme, tiene 1.600 metros cuadrados –explica Tarin–y cuando se oía sonar una alarma en un lado, y luego en el otro, parecía que era un vehículo que se movía, por eso la gente creía que se trataba de una ambulancia o un coche de Policía”.


 

Irrumpen en un garaje de Agra del Orzán y roban en quince vehículos