Sexta final consecutiva para Djokovic

Serbia's Novak Djokovic (top) hits a shot to Switzerland's Roger Federer during their semi-final match at the Australian Open tennis tournament at Melbourne Park, Australia, January 28, 2016. REUTERS/Jason O'Brien Action Images via Reuters
|

El Nº1 mundial, el serbio Novak Djokovic, se clasificó por sexta consecutiva para la final del Open de Australia, primer Grand Slam del curso, tras imponerse al suizo Roger Federer  (3), por 6-1, 6-2, 3-6 y 6-3, y espera un rival que saldrá del duelo entre el escocés Andy Murray  (2) y el canadiense Milos Raonic (14).
En su torneo ‘grande’ favorito, que ha ganado en cinco ocasiones (2008, 2011, 2012, 2013 y 2015), ‘Nole’ dominó con mucha autoridad casi todo el encuentro y solo permitió un resquicio en el tercer set, que Federer se apuntó para dar algo de emoción momentánea a una semifinal que duró dos horas y 17 minutos.
Sin embargo, esa manga fue un espejismo dentro de un partido que Djokovic inició arrollando, apuntándose el primer set en tan solo 22 minutos y el segundo, en 32. La diferencia final de errores no forzados (20-48) ilustró la forma en que el serbio desarboló a su adversario.
En el sexto juego del tercer set, Federer logró su único break del partido en la cuarta y última oportunidad que disfrutó sobre el Rod Laver Arena y aguantó los embate del balcánico para situar el 2-1 en el marcador. En la manga definitiva, jugada bajo techo, se reestableció una igualdad más propia del nivel de ambos, pero Djokovic no desaprovechó la única bola de rotura para situarse con 5-3 y saque.
Con todo a favor, el Nº1 no perdonó, se apuntó el último juego en blanco y accedió a la final, en la que intentará igualar la plusmarca histórica del local Roy Emerson, único jugador que ha ganado seis veces en Melbourne. Por su parte, Federer alarga su sequía en torneos ‘grandes’, que se remonta a su éxito en Wimbledon 2012.
La estadounidense Serena Williams (1) y la alemana Angelique Kerber (9) disputarán la final femenina, tras imponerse con relativa facilidad en las semifinales a la polaca Agnieszka Radwanska y a la británica Johanna Konta respectivamente.
Serena disputará su vigesimosexta final de un ‘grande’, con hasta ahora solo cuatro derrotas en su haber y la séptima en Melbourne Park, mientras que la de Bremen se estrenará en un partido así en busca de acabar con la sequía del tenis alemán femenino desde el adiós de Steffi Graff.
Williams no tuvo excesivos problemas para deshacerse de Radwanska (4), por 6-0 y 6-4 en poco más de una hora, mientras que Kerber, después de haber perdido sus dos semifinales anteriores de Grand Slam (US Open 2011 ante Samantha Stosur y Wimbledon 2012 ante Agnieszka Radwanska), superó a la revelación del torneo, también dos sets, por 7-5 y 6-2.
Marcel Granollers no disputará la final de dobles, después de caer junto al uruguayo Pablo Cuevas en las semifinales ante el canadiense Daniel Nestor y el checo Radek Stepanek. El español, semifinalista en Melbourne Park junto a Marc López en 2013, y el suramericano no pudieron con dos veteranos del circuito y muy expertos, que se impusieron en dos ajustadas mangas por 7-6(11) y 6-4 tras una hora y 40 minutos.

Sexta final consecutiva para Djokovic