Cerca de 12.500 alumnos de FP, ESO y Bachillerato vuelven a las aulas

El Ideal Gallego-2019-09-17-009-3aab11f5
|

La jornada de ayer supuso el regreso de cerca de 12.500 estudiantes de Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional de la ciudad a las clases en un día que se saldó sin afecciones al tráfico por este motivo. Dos tercios de ellos cursarán alguno de los cuatro cursos de la ESO y algo más de 3.400 afrontarán los dos últimos años de escuela.

Apenas cinco días después de que los estudiantes de Infantil y Primaria regresasen a las aulas para ocupar sus pupitres, ayer fue el turno para los más veteranos de los colegios e institutos de la ciudad. La vuelta a la rutina escolar de los estudiantes de ESO y Bachillerato no provocó grandes problemas de tráfico en la ciudad ya que la entrada en los centros educativos se hizo de forma escalonada, ya que los institutos y colegios tenían diferentes horas de inicio en función del curso. Esto evitó que se produjesen los atascos que hubo el pasado miércoles cuando los más pequeños se enfrentaron al primer día.

Así, algunos alumnos ya tuvieron una jornada lectiva casi normal, mientras que otros acudieron durante un tiempo reducido solo con el objetivo de participar en las presentaciones del curso y conocer los horarios y tutores que les corresponden.

Este era el motivo oficial con el que los jóvenes coruñeses regresaron a las clases, pero para la mayoría de ellos la verdadera razón era el reencuentro con sus compañeros y amigos después de las vacaciones de verano. Por delante les quedan meses de lecciones, trabajos y exámenes y muchas horas juntos, pero ayer fue un día de abrazos, saludos y en el que ponerse al día fue el tema más importante.

 

Visitas oficiales

La conselleira de Educación, Universidade e Formación Profesional, Carmen Pomar, el delegado de la Xunta, Ovidio Rodeiro y el concejal de Educación, Jesús Celemín, entre otros, fueron algunas de las autoridades que visitaron el instituto Eusebio da Guarda con motivo del inicio de las clases de Secundaria.

En este centro se están llevando a cabo trabajos de rehabilitación por valor de más de un millón de euros, de los que la mayor parte se realizaron durante el verano pero todavía quedan algunas tareas por terminar. Además, el Eusebio da Guarda será uno de los centros que cuenten para este curso con un segundo orientador igual que sucede en los espacios educativos con más alumnado de la comunidad.

Mientras tanto, la diputada delegada da área de Educación, Sandra González Castro, inauguró el curso en el instituto de Formación Profesional Calvo Sotelo, que contará con más de 300 alumnos y 30 profesores.

Cerca de 12.500 alumnos de FP, ESO y Bachillerato vuelven a las aulas