“La ciudad va a perder mucho más que cuatro años con este Gobierno local”

|

Todavía no se llegó al ecuador del mandato de la Marea, pero Martín Fernández Prado cree que A Coruña perderá más que cuatro años con el actual Ejecutivo por su falta de ambición, las trabas a proyectos como la intermodal, la reforma de Alfonso Molina y la lentitud en la concesión de licencias de obra, situaciones que lastran a la ciudad.

¿Cómo valora la decisión de Fomento sobre los márgenes de Alfonso Molina?
Fomento está teniendo mucha paciencia. Tenía un proyecto de ejecución en 2014, con temas de expropiaciones y ejecución en 2015, y cuando cree que va a poder hacer una obra, unos señores llegan diciendo que quieren hacer cambios con unas ideas peregrinas y retrasan casi tres años la obra por unos caprichos... Y que no pongan en peligro la financiación que iba a hacer Audasa.

 ¿Debería haberse consensuado ese proyecto con Fomento?
Los primeros meses los estuvieron perdiendo en la parte de infraestructuras con cosas que iban en contra de la seguridad vial y ahí los ingenieros de Fomento no van a ceder porque tienen las cosas claras. Tenían que haber propuesto sus cosas en los laterales, dónde no afecte a la movilidad ni a la infraestructura y eso se podía ir incorporando sobre la marcha, como teníamos previsto nosotros sin retrasar la parte del tronco principal de la vía, los accesos y los puntos conflictivos del tráfico.
En lo que hay acuerdo es en la intermodal.
Es otro fraude, como otros a los que nos tiene acostumbrados Xulio Ferreiro. Perdemos 20 meses para volver a una solución en la línea de la que estaba trabajando el PP, pero menos ambiciosa, porque proponíamos un parking con dos plantas y otra salida hacia Joaquín Planells. No fueron capaces de proponer una solución, tuvo que venir la conselleira a plantearla ante el bloqueo porque Ferreiro no era capaz de hacerlo y viendo que los fondos Feder comprometidos por la Xunta se podían perder. 

Recientemente se aprobó iniciar los expedientes de caducidad de las licencias de Náutica y provocó mucha polémica.
Normal que se genere polémica, en 24 horas se han retractado. Con media ciudad parada, con miles de coruñeses queriendo conseguir licencias, con quejas generalizadas por los retrasos, la falta de actividad y las pocas licencias que se dan, que los funcionarios se dediquen a caducar expedientes cuando tienen cientos para dar licencias, entendemos que deberían explicarlo. Esto genera que la gente que tenía muchas dudas para invertir en la ciudad se vaya a construir a otro lado.

Xiao Varela dijo que el ritmo de concesión de licencias era solo ligeramente inferior.
Los datos demuestran lo contrario y además engaña, porque meten en licencias todas las cosas. Cuando hablamos de las de obra mayor que van a junta de gobierno, son la mitad siendo generosos y gracias a los ascensores que dejamos los expedientes hechos. Hay que trabajar, no puedes dejar tres millones de euros sin ejecutar en rehabilitación.

Dijo Varela que la lentitud se debe a que los promotores se deben adaptar a la normativa y para poner a fin de años de manga ancha en la concesión.
Soy arquitecto y escucho a mis compañeros que están muy ofendidos. Está diciendo que no saben hacer proyectos y que los funcionarios tampoco saben revisarlos. Todo son pegas, parece que hay voluntad de que no salgan obras. Los proyectos están bien y al final siempre encuentran alguna pega para devolverlos y perder tres o cuatro meses.

El centro de salud de Santa Lucía también está bloqueado.
Ahí hacen trampas en solitario. Primero dan un suelo en el que nadie con sentido común dice que se puede hacer un centro de salud. La Xunta lo único que quiere es una planta en horizontal, con acceso para una ambulancia y a cambio le dicen que le dan otra parcela en los Puentes, que también tiene problemas de accesibilidad, pero es trampa, porque no soluciona los problemas del Ensanche, Federico Tapia o A Falperra. 

¿Cómo se va a solucionar?
Las administraciones tienen la paciencia que tienen, la gente quiere ayudar pero pide ayuda de los ayuntamientos que van a hacer las obras. Hay docenas pidiendo obras a Sanidade, si otro le da el suelo bien, supongo que el Sergas actuará allí primero.

Y también están La Solana y los muelles interiores.
Son dos temas diferentes, pero es triste que un alcalde no sea capaz de hacer una oferta en casi once meses. Tres meses antes de que pensaran en subastarlo, se le adelantó al alcalde. Cuando empieza el tema en público le dicen a la Autoridad Portuaria que estarían dispuestos y se saca del orden del día mostrando buena voluntad. Le dan seis meses, pero no es capaz de presentar nada. Tuvimos que conseguirle una entrevista con Puertos del Estado para intentar desbloquear el asunto y parece que aceptan la propuesta del PP de hacer un consorcio público. Es triste estar casi un año así, quieren crear el problema para decir que ponen una solución dónde no había un problema. Puede darle buena estrategia política a la Marea, pero a los ciudadanos no nos viene bien.

¿Cómo valora la labor de la Concejalía de Urbanismo?
No tenemos nada que valorar, es que no ha aportado nada. Les pido un proyecto o una propuesta, me vale cualquiera, que esté bien o mal, todos cometemos errores, pero por lo menos lo intentas. El problema es que para hacer una obra hay que hacer antes el proyecto, y si no lo han hecho hasta ahora, no les va a dar tiempo. Han sido cuatro años perdidos para la ciudad. La ciudad ha perdido mucho más que cuatro años con este Gobierno local, vamos a tener que ponernos muy en serio para poder recuperarnos de este parón.

“Es tristísimo ver a un alcalde que está enfrentado con el Deportivo”

El concejal popular lamenta que Xulio Ferreiro se haya enfrentado al Deportivo por la reforma de las cubiertas de Riazor, una obra que el PP dejó adjudicada y que la Marea canceló pese a ser ejecutable.

¿Qué le parece la hoja de ruta para la reforma de Riazor?
Como en todos los temas, pero en este especialmente, sabemos poco, ha habido una falta de transparencia y de información que demuestra que tienen mucho que ocultar. Pedimos tres veces los informes por escrito, nos los denegaron, ocultan información y eso es que tienen la conciencia poco tranquila. Dicen que esperan tenerlo en el verano del 2018, pero con la capacidad de gestión que estamos teniendo, ya veremos. Anuncié hace un año y pico que la obra se va a ir hasta 2020 y lo más triste es que tengan ese recinto en ese estado, me parece tristísimo ver a un alcalde enfrentado con el Deportivo, que es propiedad de miles de coruñeses y no pertenece a un chino, es el de España que es propiedad de más gente. Es triste ver a un alcalde que no es capaz de solucionar y que está enfrentado a una de las principales instituciones de la ciudad. Vista la experiencia, vemos muy pocas posibilidades de que cumplan. Además, la obra necesita mantenimiento y nos tememos que van a seguir retrasándolo. También nos parece inconcebible que esto se haga con tan poco diálogo y que el alcalde falte a la reunión me parece tristísimo. Tenemos que tomarnos este asunto en serio, el proyecto que dejamos adjudicado estaba bien, era ejecutable y no se ejecutó por un capricho del alcalde y encima no le pide indemnización a la empresa, no lo entendemos, le devolvieron el aval.

¿Fastidia más al pensar que el proyecto que dejaron ya estaría casi terminado?
Sí, era una obra de mantenimiento y reparación de la estructura, la parte más difícil y cara, no inventos de cubiertas. Era hacer el mantenimiento de golpe, lo que no se había hecho año a año y en 2011 ya encargamos el informe. Anularon todas las obras de una forma caprichosa, el listado es enorme. Pensaron que la obra de la cubierta era una obra más, pero no lo era.

¿Ve posible que la Diputación u otras administraciones se impliquen?
El presidente de la Diputación hizo unas declaraciones que no iban en esa línea. Lo primero es saber lo que se quiere hacer y tener un proyecto, pero no hay ni anteproyecto. En estos temas van como pollos sin cabeza, sin saber a dónde van. Se acabaron las asambleas y las manifestaciones, hay que gobernar una ciudad muy importante, que tiene muchos problemas, gente que necesita que se tomen decisiones sobre la gestión y esto afecta al empleo, no hay actividad y la gente no quiere invertir aquí porque no tienen seguridad.

“La ciudad va a perder mucho más que cuatro años con este Gobierno local”