Una Asamblea General marcada por el coronavirus

El mandatario del club vasco se enfrenta a su segundo examen | Luis tejido
|

Aitor Elizegi pasa hoy su segundo examen como presidente ante los representantes de la masa social del Athletic Club en una Asamblea General marcada por la Covid-19.

Debido a la pandemia, esta cita anual del máximo órgano de decisión de la entidad rojiblanca será telemática y la Junta Directiva, presidida por el cocinero bilbaíno, presentará una pérdida de ingresos de 37,4 millones de euros.

Elizegi buscará un refrendo de la masa social que en 2019 ya fue muy ajustado, de un 53 por ciento. Mucho menor al recibido por el anterior presidente, Josu Urrutia, quien sacó adelante sus números siempre en el entorno de un 80 por ciento de los asistentes en sus siete años de mandato.

 

Las pérdidas

De los 37,4 millones que el club vasco dejará de ingresar por la Covid-19, 22 corresponden a la temporada 2019-2020 y 17,4 a la 2020-2021, según explicó el contador del club, Jon Ander de las Fuentes.

Buena parte de esas pérdidas se derivan de las cuotas de los socios, a los que, al no poder ir al campo, el club tendrá que devolver lo pagado a principios de 2019 o buscar una fórmula que les resarza.

Para ello, presentará una propuesta de cuota para 2021 de un 12,7 por ciento de la de 2020, que se mantendría íntegra, dentro de una filosofía de pago en la que la Junta entiende que las compensaciones a los socios deben ser sobre el 70 por ciento de la cuota.

La Asamblea tendrá ocho puntos en el orden del día. Los dos primeros, los habituales de las cuentas de la temporada pasada, en la que la Junta presentó un presupuesto de casi 129 millones.

Además, los compromisarios votarán la propuesta de la grada de animación para unos 2.200 aficionados. 

Una Asamblea General marcada por el coronavirus