Convergencia rechaza proponer un candidato alternativo a Mas y apuesta por reeditar JxSí

Catalan acting President and CDC party leader Artur Mas (R) leaves a board meeting of Convergencia Democratica de Catalunya (CDC) in their headquarters in Barcelona, Spain, January 4, 2016. REUTERS/Albert Gea TPX IMAGES OF THE DAY
|

El coordinador general de CDC, Josep Rull, anunció que su partido rechaza presentar un candidato alternativo a Artur Mas a la Presidencia de la Generalitat, como pidió la CUP este domingo para que desencallar la investidura: “No modificaremos nuestra voluntad de investir a Mas”.
En rueda de prensa tras la reunión del comité ejecutivo del partido, apostó por reeditar JxSí si se convocan nuevas elecciones porque se demostró que fue una “herramienta ganadora”, y que corresponde a Mas, quien comparecerá este martes ante los medios,  confirmar si habrá comicios en marzo de este 2016.
La CUP pidió a JxSí que planteara otro candidato que no fuera Mas para permitir la investidura pero, con la negativa firme de CDC, el margen para el pacto es prácticamente imposible, por lo que solo queda que el Parlament de Catalunya quede disuelto automáticamente el día 10.
Rull no confirmó si habrá nueva convocatoria electoral, las cuartas autonómicas en cinco años, porque debe ser Mas quien aborde esta cuestión: “Hablará de elecciones”, es lo único que avanzó el portavoz de CDD.
Sobre los nuevos comicios, la formación aseguró que apuesta por “explorar” con ERC la reedición de JxSí, pero que ni tan solo se reunieron para hablar de este tema porque los últimos tres meses estuvieron centrados en las negociaciones con la Candidatura de Unidad Popular.
Otra de las incógnitas que podría desvelar Mas este martes es si repite como candidato, algo que no explicó en la ejecutiva, pero destacó que el partido lo tiene claro: “Nuestro candidato es Mas y estamos convencidos de que este proyecto es viable y tiene que ser viable”, dijo Rull.
CDC presentará las nuevas elecciones como una “segunda vuelta” de los comicios del pasado 27 de septiembre, con el objetivo de lograr una mayoría independentista que permita dar viabilidad al proceso independentista de Cataluña.

CRÍTICAS A LA CUP 
El número dos de la formación acusó a los anticapitalistas de falta de madurez a la hora de encarar las negociaciones para lograr la independencia y ha lamentado: “La CUP se convierte en la gran aliada de los poderes fácticos del Estado que quieren echar al presidente de Catalunya.” En este sentido, los acusó acusado de anteponer su “ideología” a un bien común superior que, a su juicio, es la independencia de Cataluña.
“Cuando la revolución y el socialismo es más importante que la independencia acaba decidiendo Madrid. Este es el dilema que la CUP ha decidido: es más importante la ideología que la independencia”, censuró Rull.
Desde CDC argumentaron que, renunciando a Mas como candidato se hubieran mandado el mensaje a la ciudadanía de que la CUP mandaba sobre cualquier otro en el trayecto hacia la independencia, que la parte “más radicalizada y menos mayoritaria –de los soberanistas-- cogía la riendas del proceso” abierto en Cataluña.

"TRanquilísimo"
El presidente en funciones, Artur Mas, manifestó tener ganas de “plantar cara a los poderes de Madrid, que siempre han intentado que este país no tirara adelante, y también a algunos de aquí”. En sus primeras declaraciones a los medios tras la decisión de la CUP, minutos antes de entrar en la reunión de la ejecutiva de CDC, dijo estar “tranquilísimo y con ganas de luchar, de tirar adelante”.
En implícita alusión a la CUP, criticó: “A algunos de aquí, que ponen las cosas excesivamente difíciles en el momento en el que lo podíamos tener más fácil”.
Masa anunció que comparecerá hoy en Barcelona.

Convergencia rechaza proponer un candidato alternativo a Mas y apuesta por reeditar JxSí