El Estado concede a Miño 12,5 millones para saldar parte de la deuda de Fadesa

16 JULIO 2008 PAGINA 18 / 21 JULIO 2008 PAGINA 13 / 23 JULIO 2008 PAGINA 44 / 10 SEPTIEMBRE 2008 PAGINA 43 / 30 julio 2015 página 20 MIÑO (A CORUÑA).- LA CAIDA DE LA INMOBILIARIA MARTINSA FADESA PARALIZA AUN MAS EL DESARROLLO DE LA UR
|

El 30 de julio de 2015 se alcanzó un acuerdo “histórico” en Miño. El alcalde, Ricardo Sánchez Oroza, y los grupos municipales de PSOE y PP dieron entonces un paso fundamental para iniciar la deuda de la Inmobiliaria Fadesa al aprobar por unanimidad la dotación de un fondo de contingencia por una cuantía equivalente al 1% de sus gastos no financieros en el Presupuesto de 2016. Un trámite “necesario e indispensable” para poder solicitar seis millones de euros al Estado y poder así hacer frente a parte de las obligaciones contraidas con los expropiados de la macrourbanización Costa Miño Golf. 
Transcurridos casi cuatro meses, el Ayuntamiento de Miño confirmó que recibirá 12.579,02 euros del Fondo de Impulso Económico del Estado para pagar el principal de la deuda que debe abonar como responsable subsidiario, sin aclarar por qué ingresará el doble de lo solicitado ni si  este incremento en la cantidad implica una modificación de las condiciones, aunque Sánchez Oroza reconoce que aún queda un último obstáculo por sortear para sentarse a negociar con los afectados: “Obtener del Gobierno de España una ampliación en el plazo de devolución”, establecido en dos años de carencia y diez de amortización, de acuerdo con el plan de pagos dispuesto por el Ayuntamiento de Miño.

Negociación de la Quita
Sánchez Oroza, que consideró de “gran importancia” la comunicación del Gobierno del Estado, “ya que esto permitiría estar moralmente habilitado a sentarse a negociar una quita de los intereses adeudados, que suman ya la friolera de ocho millones de euros, con el ahorro que ello pueda significar para las arcas municipales”, incidió en que “es necesario extender el plazo de devolución de la deuda para no perder más capacidad de gestión en la actividad diaria de Miño”. Esto, unido a la sentencia del Tribunal Supremo que permite la vigencia del expediente de expropiación, demuestra “1ue se han dado pasos importantesa para evitar el embargo de las cuentas o la posible intervención del Ayuntamiento de Miño”, añadió Oroza.
En este sentido, el regidor garantizó que no va a someter a Miño “a un ajuste neoliberal por tener que asumir esta deuda” de la Inmobiliaria Fadesa. 
El mandatario convocó de urgencia a los portavoces de PP y PSOE para informar de la notificación del Gobierno del Estado.

El Estado concede a Miño 12,5 millones para saldar parte de la deuda de Fadesa