El Gobierno ve factible un “copago” de recetas según la renta este mismo año

nac40. madrid, 09/04/2012.- la ministra de sanidad, ana mato, durante su intervención en la entrega de los "premios reina sofía 2011" en sus modalidades de "rehabilitación e integración", "accesibilidad univ
|

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ve factible aplicar este mismo año un “copago” de recetas según la renta de los pacientes, por tramos, gracias al cruce de datos informáticos de Hacienda, Seguridad Social y Sanidad, siempre y cuando lo decida el Consejo Interterritorial de Salud.

Por el contrario, el PSOE se niega a ser “cómplice” del “desmantelamiento” del sistema sanitario y rechaza cualquier tipo de “copago”, según la secretaria socialista de Política Social, Trinidad Jiménez.

La controversia continuó ayer sobre la intención del Gobierno de que se ahorren 7.000 millones de euros en sanidad y 3.000 en educación, por lo que el PSOE volvió a pedir la comparecencia urgente del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el Congreso para que explique cómo.

En una reunión con los diputados del PP, Rajoy fechó en este mismo mes la reforma sanitaria y la racionalización del gasto educativo para que en mayo puedan ser ratificadas por el Consejo de Política Fiscal y Financiera, en que se pedirá a las comunidades que hagan los ajustes presupuestarios necesarios.

El responsable de Sanidad del PP y consejero de Castilla-La Mancha, José Ignacio Echániz, apuntó la posibilidad de que el ahorro en sanidad “tendrá un origen legislativo” para “ayudar a las comunidades a gastar menos”.

El sistema sanitario público es “absolutamente insostenible” en este momento, con una deuda de 16.000 millones de euros, ha enfatizado la ministra Mato en el Pleno del Congreso.

Posteriormente, en conversación informal con la prensa en los pasillos de la Cámara, planteó la progresividad en el “copago” de los medicamentos como una de las posibilidades que estudiará con las comunidades el día 18.

Rechazó el abono de un euro por receta, ya implantado por Cataluña, así como algún tipo de “copago” por las consultas o prestaciones sanitarias.

Otras medidas son la regulación del “turismo sanitario” o una tarjeta sanitaria única, que evitaría duplicidades.

El Gobierno, recordó, trabaja en un catálogo de servicios sanitarios básicos obligatorio para todas las autonomías, que no supondrá una reducción en las prestaciones sanitarias.

Antes, había asegurado que el Gobierno va a garantizar la estabilidad del sistema sanitario y va a dar tranquilidad a todos los ciudadanos, a través de un Pacto de Estado.

 

El Gobierno ve factible un “copago” de recetas según la renta este mismo año