La fiesta de los jubilados registra la menor asistencia en varios años

|

La vigésimo primera edición de la Festa da Terceira Idade de Abegondo, que se celebró ayer en el pabellón de deportes de San Marcos, registró menor asistencia que en años anteriores.

Según fuentes municipales, la concurrencia rondó el medio millar de asistentes, casi doscientas menos que en la pasada edición, en la que hubo 690 comensales.

La presente edición es la primera en la que los participantes han tenido que contribuir económicamente para financiar la fiesta. Cada uno de los mayores abonó diez euros, lo que supone aproximadamente un tercio de lo que cuesta el total de la celebración, que incluye la comida, el transporte de ida y vuelta y las actuaciones musicales.

El Ayuntamiento, que preside José Antonio Santiso, señala que la gran mayoría de los asistentes entendieron la decisión de financiar la celebración, y que incluso hubo vecinos que asistieron por primera vez ya con anterioridad no compartían la premisa de que fuese gratuita.

Eso al menos es lo que reveló el primer edil en su intervención de bienvenida a los asistentes, en la que se refirió claramente a la introducción de una cuota.

“En estos tiempos que corren creemos que había que dar ejemplo introduciendo una cofinanciación lógica para este tipo de eventos”, afirmó el regidor, al tiempo que aseguraba que la Festa da Xuventude se financia en parte con la concesión del servicio de ambigües.

Santiso se mostró satisfecho con la afluencia de vecinos al festejo y agradeció la comprensión de los mayores en una época donde los esfuerzos de las administraciones deben residir en los que más lo necesiten.

“Creemos que la decisión fue ajustada y muy responsable. Donde tenemos que garantizar los fondos es sobre todo en los servicios sociales”, explicó.

 

Misa > El evento contó con la presencia de la vicepresidenta de la Diputación María Faraldo, exalcaldes, ediles de la corporación y representantes de la Guardia Civil de Abegondo.

La fiesta comenzó con la tradicional misa, que incluyó voces del Coro de Mayores y finalizó con la habitual verbena.

La fiesta de los jubilados registra la menor asistencia en varios años