El armador desvincula la labor del rey del proyecto de vela de Urdangarin

urdangarin sigue en la grada un partido de balonmano efe / alberto estévez
|

La revista Vanity Fair publica una entrevista con el armador que estaba tras el proyecto de Copa América Ayre, mencionado en los correos que el exsocio de Iñaki Urdangarin, Diego Torres, entregó el fin de semana al juez y en el que se alude a una supuesta implicación del rey en la trama. Según Pedro Perelló, la labor del rey se ceñía a una mera “cuestión de imagen” y no había dinero de por medio.

Perelló asegura que pese a que Don Juan Carlos nunca buscó patrocinador para el proyecto de vela, sí consultó con él sobre su posible realización. “Conozco al rey desde hace muchos años del mundo de la vela, que es un sector pequeño”, comenta el armador, y añade que habló con el monarca porque le parecía “poco prudente” echar a andar el plan sin consultárselo antes como conocedor del ámbito.

Según Perelló, le preocupaba que Don Juan Carlos considerase que el nuevo proyecto, denominado Ayre, compitiese de forma directa con el equipo Desafío Español. “Él me dijo que le parecía muy interesante para España y que si podía, nos ayudaría”, afirma el armador.

Además insiste en que el proyecto no fue de Urdangarin y de Torres, y que tampoco estaba involucrada la Fundación Nóos, sino que la idea era suya y se desarrollaría a través del área social de la Fundación Deporte Cultura e Integración Social.

Al parecer de Perelló, la labor del rey como mediador, a la que se alude en los correos entregados por Torres al juez, era una mera “cuestión de imagen”, ya que “no había dinero de por medio”.

Además, el armador explicó que el organigrama que aparece en uno de los mails entregados por Torres, y en el que figura el príncipe Felipe como miembro de honor, era una situación “ideal”, que pretendían, pero en “ningún caso, real”.

 

Pago del Banco de Valencia

Por su parte, el juez que instruye el caso “Nóos”, José Castro, investigará el supuesto pago de 300.000 euros por parte del Banco de Valencia a Iñaki Urdangarin a cambio de su intermediación para la concesión a Aguas de Valencia de la contrata del circuito de Fórmula 1 de la ciudad, tras remitírselo la Audiencia Nacional.

La Asociación de Pequeños Accionistas del Banco de Valencia pidió al juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz que ampliara la querella que sigue contra la antigua cúpula de la entidad y contra el presidente de Aguas de Valencia, Eugenio Calabuig, en relación con estos hechos.

Aguas de Valencia estaba participada de forma significativa por el Banco de Valencia y los pequeños accionistas consideran que la comisión supuestamente pagada perjudicó a la entidad.

Pedraz respondió negativamente y remitió al Juzgado de Palma la documentación, ante lo cual Castro ha decidido abrir una pieza separada en la causa y ha enviado a los abogados y al fiscal toda la información para que tomen las iniciativas que consideren convenientes.

El armador desvincula la labor del rey del proyecto de vela de Urdangarin