La Policía prioriza la investigación de los atracos de tiendas de compra de oro

08 marzo 2015 A Coruña.- Asaltan una tienda de compraventa de oro a punta de pistola en Monelos El local se encuentra en la avenida de Monelos
|

Tras el que ha sido el tercer golpe a un establecimiento de compra-venta de oro en solo dos meses, la Policía Nacional ha dedicado la mayoría de sus investigadores a la tarea de localizar y detener a los responsables. Por el momento, ha trascendido muy poco sobre esta supuesta banda, de la que se sospecha procede de fuera de la ciudad y que estaría compuesta por tres individuos.
Lo cierto es que el último atraco, cometido el martes al medio día en un local de Villa de Negreira se quedó en un intento. Tres hombres entraron pistola en mano en el local y, a pesar del letrero que indicaba que la empleada no tenía las llaves de la caja fuerte, trataron de intimidarla para que hiciera precisamente eso. Pronto se dieron cuenta de la futilidad de su intento y se dieron a la fuga antes de que los primeros coches patrulla hicieran acto de presencia.
Sin embargo, fuentes cercanas señalan la disparidad del modus operandi de este último atraco con respecto a los dos anteriores de los que se tiene noticia. En el anterior, que tuvo lugar en la avenida de Monelos el seis del mes pasado, el asalto fue llevado a cabo por un único individuo encapuchado. Tampoco en esta ocasión consiguió hacerse con el contenido de la caja fuerte, pero se llevó 1.250 euros a punta de pistola antes de rociar a la empleada con un aerosol de pimienta, de los que se suelen emplear para la defensa personal.
También fue un único sujeto el que atracó a principios de febrero el local que se encuentra  en al avenida de A Pasaxe, a la altura del barrio de Os Castros. El atracador llevaba una pistola cuya identidad se desconoce hasta el momento, intentaron atracar a plena luz del día y a punta de pistola el establecimiento Milla de Oro, situado en la calle Villa de Negreira.
Entonces parecía evidente que se trataba del mismo sujeto que había robado en un local de compraventa de oro el mes anterior. Porque en aquella ocasión, también rociaron la víctima con pimienta antes de escaparse con 3.000 euros en metálico.  
 
modus operandi
Sin embargo, no consiguió acertar al dependiente y éste le pudo seguir el tiempo suficiente como para ver que se subía a un coche con otros dos individuos. Así se descubrió que no trabajaba solo.   Es posible que, a partir de Monelos, decidieran cambiar el modus operandi, sin ningún éxito.
Fuentes policiales recuerdan que las tiendas de compraventa de oro están sujetas a las mismas exigencias de seguridad que las joyerías y a las mismas revisiones por parte la Policía Nacional, de manera que llevar a cabo un robo en este tipo de establecimientos es muy difícil.

La Policía prioriza la investigación de los atracos de tiendas de compra de oro