Las restricciones anticovid vacían de ciudadanos las calles de Arteixo

En la calle peatonal, una de las más comerciales de Arteixo, apenas hubo movimiento de gente | Quintana
|

Las calles amanecieron sin apenas movimiento en Arteixo. El cierre de la hostelería y el cese de las actividades no esenciales como medidas extraordinarias para contener la expansión del coronavirus vaciaron el municipio, con una incidencia acumulada de 1.539,5 en las dos últimas semanas, de acuerdo con los números que aportan a diario desde la Xunta. Comenzó el año con menos de medio centenar y el último informe anota 504. 

Los hosteleros se sienten señalados y los comerciantes advierten de las consecuencias, que para muchos será echar el cierre definitivo después de “meses de vaivenes” e indefensión ante un virus que está castigando especialmente a Arteixo donde, en la segunda ola, también se aplicaron medidas estrictas, más duras que en el resto del área de A Coruña.

En este momento, la situación  es complicada por la “explosión” de contagios, a la que se suman las características del municipio, de más de 32.000 vecinos y con una de las áreas industriales más importantes de Galicia, alrededor de la que se mueven a diario, cuando menos, otras 30.000.

También Abegondo, Betanzos, Sada, Oza-Cesuras y Vilasantar “estrenaron” restricciones máximas, aunque menos drásticas que las aplicadas en Arteixo. Pero son Sada, con una indicencia acumulada de 685,8, Cambre (780,7) y Betanzos (750,8) los que más inquietan a los expertos por el aumento de casos, que en todos ellos multiplican los máximos establecidos por la OMS.

En este sentido, en los últimos días se sucedieron las advertencias por parte de respectivos ayuntamientos, que apuestan por extremar la desinfección y la vigilancia, así como por la cancelación de eventos como el Feirón de Sada, suspendido en dos ocasiones anteriores desde el inicio de la crisis sanitaria, y que no se celebrará mañana, día 23. “Ata novo aviso en coherencia coas recomendación de autoconfinamento que lanzan as autoridades sanitarias”, indicaron desde el Área de Promoción Económica.

La edil Laura Rodríguez reconoció los contratiempos que supone para los vendedores y empresarios de otros sectores, a los que agradeció su actitud, ya que “tras diferentes reunións manifestaron a súa comprensión e conformidade coa medida que esperan sexa efectiva para poder retomar a súa actividade comercial á menor brevidade posible”, añadió Rodríguez.

Las restricciones anticovid vacían de ciudadanos las calles de Arteixo