Fuerzas especiales kurdas rescatan a una adolescente sueca en manos del Estado Islámico

|

Una adolescente sueca en manos de milicianos del grupo terrorista Estado Islámico fue rescatada durante una operación por parte de las fuerzas especiales kurdas, según informó ayer en un comunicado el consejo de seguridad el Kurdistán iraquí.
La adolescente de 16 años viajó desde Suecia a Siria el año pasado y luego cruzó la frontera hacia Irak, donde fue rescatada cerca de Mosul, principal bastión del EI en Irak, el 17 de febrero, según el comunicado.
El rescate, del que por ahora no hay más detalles, fue llevado a cabo por el departamento antiterrorista kurdo. La menor rescatada procedía de la localidad sueca de Boras y dijo que fue “engañada” a hacer el viaje a Siria por un miembro del Daesh en Suecia, según el texto.
“Las autoridades suecas y los miembros de su familia pidieron al Consejo de Seguridad de la Región del Kurdistán que ayudara a localizarla y rescatarla de Estado Islámico”, precisaron.
La adolescente permanece actualmente en el Kurdistán y será entregada a las autoridades suecas para que pueda regresar a su casa una vez se hayan realizado los preparativos pertinentes.

Lucha
Por otra parte, un alemán que luchaba junto a las Unidades de Protección Popular (YPG) contra los terroristas del EI murió ayer en Siria, según informó  un miembro del grupo armado.
El europeo falleció en el marco de los combates en la ciudad de Al Shadadi, en la provincia de Hasaka, en el noreste de Siria. Su identidad no trascenderá a la prensa hasta que su familia sea informada, indicó esta fuente a Reuters.
Es el séptimo occidental en las filas del YPG que muere en los combates contra los milicianos de negro. Hasta ahora han perdido la vida otros dos alemanes, dos australianos, un estadounidense, un canadiense y un británico.
Las YPG son el brazo armado del principal partido político kurdo de Siria y reciben el apoyo de la coalición internacional liderada por Estados Unidos a través de los bombardeos, del entrenamiento y de los equipos militares facilitados.  

Muertes
El número de muertos en los casi cinco años de guerra civil en Siria se estima ya en más de 370.000, según indicó ayer el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, elevando su último balance de muertes documentadas de más de 270.000.
Según el Observatorio, con sede en Londres y una amplia red de informadores en Siria, no se pueden documentar todas las muertes por razones como el secretismo en torno a las bajas de las facciones enfrentadas o las dificultades para llegar a algunas zonas.

Fuerzas especiales kurdas rescatan a una adolescente sueca en manos del Estado Islámico