A Coruña y Ferrol podrían tener que unirse para subsistir en el futuro sistema portuario

|

El Ideal Gallego-2011-06-01-011-4703c334

El Ideal Gallego-2011-06-01-011-46ff888b011c.r. > a coruña
  Pese a las reticencias locales, parece que a muchas Autoridades Portuarias no les quedará otra salida para sobrevivir en el futuro sistema portuario que unirse entre sí para ser más fuertes. Se trata de una idea por la que siempre ha apostado el presidentes de Puertos del Estado, Fernando González Laxe, y que ahora ha vuelto a coger fuerza tras una entrevista en un periódico económico. El portavoz se niega a concretar el número de muelles que tendrán que desaparecer, pero en base a sus declaraciones y al tráfico portuario se intuye qué entidades están en riesgo de cerrarse o de ser absorbidas por otras.
Desde Puertos del Estado explican que en España son necesarios tres tipos de dársenas, las de importación y exportación, las energéticas y las que son centros de cadenas logísticas. Así, Repsol salva al muelle coruñés de desaparecer, al enmarcarlo dentro del segundo grupo. Pese a ello, el trafico portuario de la ciudad no representa más que el 2,8% del que se mueve en todo el Estado, una cifra bastante baja para lograr mantenerse de forma autónoma. La situación en la rada de Ferrol, que preside Ángel del Real, aún es peor con un 2,48% en el último ejercicio, por lo que desde Madrid apuntan a algún tipo de coordinación entre ambas autoridades para lograr posicionarse a nivel internacional.
Trabajando conjuntamente, el nuevo puerto resultante podría jugar con las economías de escala y ser más atractivo para las empresa extranjeras. Además, en este caso los dos organismos ni tan siquiera compiten entre sí ya que ambos son puertos muy especializados que se complementarían. En A Coruña se mueven principalmente graneles líquidos relacionados con la refinería, mientras que Ferrol importa gas y carbón. Su rada exterior, en Caneliñas, podría reservarse para la mercancía general, al ser la zona de mayor calado para los buques portacontenedores.
En cuanto al resto de radas gallegas parece que solo Vigo tiene posibilidades de mantenerse, no solo por su cifra de negocios, la mejor de la comunidad, sino por ser escala de la autopista del mar que conecta con Nantes. Además, la ciudad olívica mueve principalmente mercancía general, la que mayores ingresos reporta actualmente. No tendrán la misma suerte Marín y Vilagarcía que por su escaso peso correrían el riesgo de cerrase o ser absorbidos por otras instalaciones mayores.

A la mitad > Aunque estos cambios pueden tardar años en llegar, no se trata de estrategias extrañas sino que ya fueron emprendidas por grandes puertos internacionales para ganar tamaño. En total, las 28 Autoridades Portuarias que hoy en día existen se podrían reducir a más de la mitad. La de A Coruña, con Enrique Losada a la cabeza, parece garantizada no solo por su buena situación geográfica –característica que comparte con el resto e muelles gallegos– sino por las inversión realizada en Langosteira, lo mismo que sucede en Ferrol y en Gijón con sus nuevos muelles exteriores. El objetivo ahora es que todos ellos sean rentables y en esta característica incide la Ley de Puertos.
La Xunta, por su parte defiende un sistema en el que se coordinen no solo las Autoridades Portuarias –de competencia estatal– sino los muelles de menor peso y que gestiona Portos de Galicia.

A Coruña y Ferrol podrían tener que unirse para subsistir en el futuro sistema portuario