Froome asusta al líder y Aru firma un doblete

GRA384. MONTE CASTROVE (PONTEVEDRA), 11/09/2014.-El ciclista italiano del equipo Astana, Fabio Aru (i), se ha proclamado el vencedor de la decimoctava etapa de la Vuelta Ciclista a España 2014, seguido del británico del equipo Sky, Christoph
|

El italiano Fabio Aru volvió a levantar los brazos en la Vuelta, esta vez en Monte Castrove, en cuya subida al líder Alberto Contador le salieron las ‘meigas’ con un Chris Froome ambicioso que le puso en apuros con un recorte de 20 segundos.
Aru, de 24 años, es la revelación de la temporada. Fue tercero en el Giro, donde ganó una etapa, y ya tiene su doblete en la Vuelta. Batió a Froome, su compañero de fuga los tres últimos kilómetros, desde el balcón de las Rías Bajas.
La ambición del italiano la tuvo Froome, que se niega a ponerle a Contador la alfombra roja hasta Santiago. El británico se volvió a aprovechar del marcaje entre los ‘tres tenores’ españoles y puso en marcha el ‘molinillo’ a 2,5 kms de meta. Junto a Aru asestó un golpe de 20 segundos a Contador, y a Valverde le quitó 16 y el segundo escalón del podio.
Un golpe moral superior a la diferencia de tiempo, que resta tranquilidad a Contador, quien ve cómo Froome quiere vender cara la derrota. Resta otro examen importante, la subida a Ancares de mañana, y sabe el pinteño que el Sky convertirá el ascenso en un infierno para él.
De nuevo Froome sacó provecho del pique entre españoles, que no fueron capaces de ponerse de acuerdo para salir a por el británico. No hubo manera y así les fue. Los tres perdieron un tiempo precioso, en especial Valverde.
Contador ve la vida de color rojo, pero plantea dudas ante la etapa de Ancares, justo lo contrario que Froome, que va a más y está a solo 1:19 del liderato.
El viaje de 157 kms que salió de A Estrada con el éxodo del Mundial en marcha, ya que se borraron dos ilustres como Tom Boonen y Fabian Cancellara, serpenteó por las Rías Bajas con el atractivo final de pasar dos veces el inédito Monte Castrove.
La etapa estuvo controlada desde el inicio con un pelotón que no dio permiso para que fraguara escapada alguna, aunque en el kilómetro 68 se marcharon Luis León Sánchez (Caja Rural) y los franceses Hubert Dupont (Ag2r) y Johan Le Bon (Francaise). El murciano cumplió con su misión: puntuar en la cima y guardar el maillot de líder de la montaña. Luego, el pelotón, donde el Sky tomó el relevo del Movistar. Una maniobra sin ambages. Froome iba a por el partido, marcado a rueda por Contador, que esperaba el hachazo.
No se hicieron esperar los ataques. El Katusha tensó con el italiano Giampaolo Caruso y ‘Purito’ Rodríguez atacó. Quedó seleccionado el quinteto principal de la general. Marcajes, miradas de reojo, algún farol que otro en la partida de póker. Hasta que se rebeló Aru, el otro ‘Tiburón’ del Astana, descarado y valiente.
El admirador de Contador dejó a su ídolo plantado, como a Valverde, ‘Purito’ y Froome, a 3 kms de meta, como en San Miguel de Aralar. Luego recibió la visita del británico, que cambió sin levantarse de la bici. Italiano y británico unieron fuerzas y evitaron que los tres españoles se unieran en la repartición del pastel. Estuvieron a pocos metros de hacerlo, pero la falta de entendimiento les hizo frenar y allanar el camino para un duelo entre Froome y Aru.
Mientras unos colaboraban, los otros repitieron la jugada de Los Lagos, cuando el desencuentro evitó eliminar a Froome. Imposible que se entiendan. La Vuelta cobra más emoción. En eso están todos de acuerdo.

Froome asusta al líder y Aru firma un doblete