Toxo afronta sin rival la reelección al frente de CCOO con un discurso autocrítico y de renovación

el presidente de la ceoe, juan rosell, junto a fernández toxo, saluda al diputado de iu gaspar llamazares efe
|

El secretario general saliente de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, optará hoy en solitario a la reelección en el cargo durante la segunda jornada del décimo congreso confederal del sindicato, después de que se cerrase ayer el plazo para presentar candidaturas alternativas sin que nadie haya registrado ninguna otra.

La votación, en la que salvo sorpresa Toxo será reelegido, tendrá lugar hoy por la tarde, cuando los 750 delegados convocados, en lugar de los 1.001 que solían acudir a estas citas en homenaje al ‘proceso 1.001’, emitan su veredicto.

Si bien, el líder de CC.OO ha desplegado desde el primer momento un discurso autocrítico y de regeneración partiendo de la premisa de que, al margen de lo que ha considerado una campaña “brutal” de desprestigio contra los sindicatos, “hay cosas que pasan porque se hacen mal”.

En este sentido, ha mostrado su intención de lograr un sindicato más independiente económicamente y más transparente, en el que los representantes sindicales tengan un comportamiento “ejemplar”. “Cada euro público debe tener explicación”, dijo.

En este sentido, el secretario general saliente de CCOO se refirió en este punto a la caída de la afiliación al sindicato al calor de la destrucción imparable del desempleo. “Lo extraño es que no cayese”, llegó a decir.

Según la Memoria de Actividad de CCOO el número de afiliados se situó en 1.139.584 millones de personas, un 2,7% menos que en 2010, caída similar a la que ya había experimentado el sindicato ese año.

 

situación

Además, no pasó por alto que la pérdida de empleos y las rebajas de salarios están llevando a muchos afiliados a elegir “entre pagar la cuota o la barra de pan”.

En su opinión, CCOO es una “herramienta al servicio del mundo del trabajo que quiere ser fundamental” en el proceso de generación de riqueza y su distribución, y que lucha por una sociedad “más justa e igual” independientemente del sexo o procedencia de las personas.

Toxo advirtió de que la corrupción ha alcanzado cotas de “verdadera alarma social” y que los ciudadanos ya no tienen “estómago” para tolerarlo más tiempo mientras que a ellos les recortan salarios, derechos y servicios esenciales.

Denunció que, mientras que se ataca a la sanidad o la educación, otros acumulan fortunas en paraísos fiscales y se benefician de la amnistía fiscal “como si únicamente pretendiese favorecer a corruptos defraudadores”.

 

Toxo afronta sin rival la reelección al frente de CCOO con un discurso autocrítico y de renovación