Formoso y Cacheiro entierran al fin el hacha de guerra en Oza-Cesuras

El Ideal Gallego-2016-02-19-017-f57101f1_1
|

El Ayuntamiento de Oza-Cesuras y la Diputación de A Coruña ponen el contador a cero, convencidos de la sinrazón de un enfrentamiento a cara de perro entre Cacheiro y Formoso iniciado en 2015 a propósito de la decisión del presidente provincial de eliminar el plus del 20% establecido por su predecesor como “premio” a la fusión de 2013. 
Formoso se desplazó hasta Oza dos Ríos para reunirse con Cacheiro, enterrar el hacha de guerra y comprometerse a destinar 150.000 euros del plan de apoyo a iniciativas de colaboración intermunicipal a Oza-Cesuras. Tras ocho meses caracterizados por la excepcional campaña contra el presidente, el alcalde consideró necesario pedir disculpas porque “nunca ha sido nuestra intención molestar a nadie”, y “negociar” ciertos aspectos con la Diputación de A Coruña. 
En su intervención, el primer edil “vendió” a González Formoso las excelencias de su ayuntamiento y tendió la mano al presidente: “O camiño da cooperación é un síntoma de vida intelixente, de interés por avanzar, e nese camiño encontrarás neste alcalde un aliado”, sentenció Cacheiro. 
En cuanto a los 150.000 euros comprometidos por la Diputación de A Coruña, el presidente provincial apuntó a que esta cifra  podría incrementarse “se finalmente se amplían as partidas orzamentadas” para el programa de apoyo a iniciativas de colaboración intermunicipal, que actualmente cuenta con 700.000 euros de consignación total, resumió Formoso durante su visita a la sede municipal de Lois.
En la reunión, en la que e na que se analizaron las actuales  vías de colaboración y las posibilidades de cooperación en el futuro, también participó el responsable de Cooperación e Asistencia aos Concellos de la Diputación, Xosé Regueira. 
González Formoso  trasladó al alcalde el  “absoluto compromiso da Deputación co proxecto de Oza-Cesuras, onde se deron pasos difíciles e valentes” y se ofreció a “traballar conxuntamente” con el Gobierno de Cacheiro para atender las necesidades de un municipio situado a sólo 15 minutos de A Coruña.
En cualquier caso, el máximo representente provincial insistióen que “as fómulas de colaboración cambiaron” y que desde su equipo “pedimos unha marxe de confianza porque temos dereito a buscar outras formas de cooperación que dean un resultado mellor ou, como mínimo, igual ao que había; pero máis xusto”,  matizó Valentín González.  
El socialista aprovechó la visita para reiterar el compromiso del bipartito con la potenciación de los ayuntamientos del rural coruñés: “Debemos empezar a reivindicar que o mundo rural tamén existe, quere ter futuro, e que calquera sociedade moderna debe apostar por él”, añadió el también alcalde de As Pontes.

Formoso y Cacheiro entierran al fin el hacha de guerra en Oza-Cesuras