Más de treinta terrazas obtienen el visto bueno del Ayuntamiento tras el “chinchetazo”

Estado de la calle de los Olmos tras la delimitación | patricia g. fraga
|

La iniciativa de regulación del espacio público que ocupan las terrazas de los locales de hostelería de la zona centro continúa avanzando. El Gobierno municipal anunció que 63 establecimientos cuentan en la actualidad con un informe positivo sobre sus respectivos expedientes.
Esta respuesta positiva a las solicitudes de los negocios se trata de un paso previo a que obtengan la correspondiente licencia después de años en los que se encontraban en un limbo legal.
Según el Gobierno local, 34 locales de hostelería distribuidos por otras tantas vías de la zona centro de la ciudad recibieron una valoración positiva de sus expedientes desde que comenzó la delimitación de las terrazas a mediados del pasado mes de junio.
El Ayuntamiento señala que además de estos 63 establecimientos hosteleros, otros cuarenta ya enviaron nueva documentación que es necesaria para que se puedan continuar los trámites de concesión de la licencia definitiva para sus terrazas. Además, se reforzarán las solicitudes de documentación necesaria a aquellos locales que todavía no la hayan presentado.
Desde el Gobierno local explican que se está llevando a cabo un control exhaustivo del cumplimiento de los nuevos límites que deben ocupar los elementos exteriores de los establecimientos como pueden ser terrazas o toldos, todo ello delimitado con chinchetas en el suelo.
Por su parte, la concejala Rocío Fraga, al frente del servicio de Seguridad Ciudadana, destacó “o compromiso e a implicación que está a amosar o sector hostaleiro da cidade”. Sin embargo, recordó que aquellos establecimientos que no presenten la documentación necesaria en tiempo y forma podrían enfrentarse a futuras sanciones.

Incidentes
Esta iniciativa tiene como objetivo principal favorecer la seguridad y la accesibilidad de los ciudadanos. En los últimos meses se habían producido incidentes cuando equipos de emergencias como Bomberos o ambulancias intentaron acceder a algunas de estas vías para acudir a prestar un servicio pero se toparon con la imposibilidad de transitar por vías como la calle de la Estrella o la de la Franja debido al poco espacio que existía en la vía pública por el espacio que ocupaban las terrazas.
El “chinchetazo” fue recibido en un primer momento con diversidad de opiniones por parte de los responsables de los establecimientos de hostelería afectados. Algunos de los más críticos explicaban que verían reducido el número de mesas y sillas que podrán poner a disposición de los clientes. A esto se une que algunos deberían adquirir nuevos elementos para sus terrazas ya que los anteriores superaban las medidas máximas.
Sin embargo, parece que la iniciativa del Ayuntamiento es aceptada por la práctica totalidad de los locales, ya que se superaron con éxito las diversas pruebas que se llevaron a cabo con vehículos del Cuerpo de Bomberos, que son los de mayor tamaño.
Según la normativa, en las calles peatonales con un ancho de vía superior a los 6 metros debe dejarse un itinerario mínimo libre de 3 metros, siendo la ocupación máxima del ancho de vía permitida de menos del 50%. Por otro lado, en las calles con un ancho de entre 2,5 y 6 metros se dejará un espacio de 2,5 metros. En las vías peatonales con un ancho de entre 1,80 metros y 2,5 metros se dejará un itinerario peatonal de 1,80 metros y en las calles con ancho inferior a los 1,80 metros no será posible instalar terrazas.

Más de treinta terrazas obtienen el visto bueno del Ayuntamiento tras el “chinchetazo”