China asegura que un destructor estadounidense entró de modo ilegal en sus aguas territoriales

The U.S. Navy guided-missile destroyer USS Curtis Wilbur patrols in the Philippine Sea in this August 15, 2013 file photo. The destroyer sailed within 12 nautical miles of an island claimed by China and two other states in the South China Sea on January 3
|

El Ministerio de Exteriores de China declaró que el destructor estadounidense “Curtis Wilbur” entró de manera ilegal en las aguas del mar de la China meridional que el Gobierno de Pekín reclama como suyas, según dijo la portavoz Hua Chunying.
“El buque de guerra de EEUU violó la ley y entró ilegalmente en las aguas territoriales de China”, aseguró la representante oficial.
El “Curtis Wilbur” había sido enviado por Estados Unidos precisamente como demostración de fuerza para defender la libre navegación por las aguas de este mar, que se disputan China, Taiwán y Vietnam. Según la hoja de ruta, su destino se encontraba a 12 millas de la isla de Tritón, en el archipiélago de Paracelso.
“Según la ley de China sobre las aguas territoriales y limítrofes, un buque de guerra extranjero que ingresa en el territorio de aguas chinas tiene la obligación de obtener el permiso del gobierno de China”, concluyó la portavoz china.  
El Ministerio de Defensa chino advirtió de que la presencia del destructor de EEUU “USS Curtis Wilbur” en aguas disputadas del mar de la China meridional que Pekín reclama para sí es una provocación que podría ser objeto de una escalada de tensión.
“Se trata de una acción intencionadamente provocadora, irresponsable y extremadamente peligrosa”, hizo saber el ministerio en un comunicado en el que ha informado de que buques de guerra chinos ya han comenzado una respuesta y han advertido al destructor de que mantenga las distancias.
“Independientemente de las provocadoras medidas que puedan tomar los americanos, el Ejército chino tomará todas las medidas necesarias para salvaguardar con firmeza la soberanía nacional y la seguridad de china”, manifestó.
Estados Unidos indicó, por su parte, que “esta operación está destinada a desafiar las exageradas reclamaciones marítimas que restringen los derechos y libertades de Estados Unidos y otros países”, según un portavoz del departamento de Defensa, el comandante Bill Urban.
El portavoz denunció “los intentos de China, Taiwán y Vietnam de limitar los derechos de navegación al exigir que se comunique previamente su tránsito por estas aguas”. “La operación demuestra que nuestro país volará, navegará u operará donde el derecho internacional lo permita”, advirtió.

China asegura que un destructor estadounidense entró de modo ilegal en sus aguas territoriales