Le abren la cabeza a un hombre con un adoquín en plena calle para robarle el teléfono móvil

|

En menos de una hora, los dos jóvenes de 19 y 24 años detenidos en la madrugada del domingo por la Policía Nacional robaron a una persona y atracaron a otras dos. A una de ellas, le golpearon brutalmente en la cabeza con un adoquín que encontraron en al calle y con el que le abrieron una brecha que necesitó de puntos de sutura. Sin embargo, poco después de su último delito, una patrulla del 091 consiguió localizarles y fueron detenidos. La autoridad judicial decretó su ingreso en prisión imputados por dos delitos de robo con violencia y uno de hurto.  
Todo comenzó a las cuatro y media de la mañana, cuando al sala del 091 recibió la primera llamada alertando de lo que ocurría. El ciudadano explicó a las autoridades que   acababa de ser testigo de cómo dos varones asaltaban a otro en las proximidades de la calle de Curros Enríquez. Enseguida se despacharon varios coches patrullas al lugar. Los agentes se entrevistaron con el testigo y con la víctima, que les informó de que dos jóvenes le acababan de quitar el teléfono móvil por la fuerza. Según su declaración, uno de autores cogió un adoquín de la calle, que estaba en obras, y le golpeó con fuerza en la cabeza. Por la herida comenzó a brotar sangre de forma abundante y los asaltantes huyeron con su botín. Los agentes llamaron a una ambulancia, que trasladó a la víctima al hospital para recibir asistencia facultativa, siendo necesario suturar la herida con puntos.

segundo atraco
Cuando los agentes estaban buscando a los autores del robo por la zona, se recibió otra llamada en la Sala del 091 en la que se informaba de dos varones, con idénticas características físicas, habían cometido otro robo con intimidación en la zona del Orzán, que no está muy lejos de donde se cometió el primer delito. Una vez allí, los agentes se entrevistaron con la víctima y esta contó que dos varones le habían sustraído su teléfono móvil minutos antes. Para ello le abordaron y le intimidaron con sacar una navaja si no se lo entregaba.
La Policía continuó con la búsqueda y  fueron localizados minutos después y reconocidos por la última víctima y un testigo. Las dotaciones policiales encontraron entre las pertenencias de estos individuos cinco teléfonos móviles y veinte euros. Por ello, procedieron a su detención y traslado a la comisaría.
Durante la investigación se pudo determinar que tres de los cinco teléfonos móviles que portaban los autores, acababan de ser sustraídos minutos antes: uno en el robo de las inmediaciones de la calle de Curros Enríquez, otro al varón que se encontraba en la zona del Orzán y el tercero en uno de los pubs próximos a la calle de Juan Canalejo, donde a una mujer le habían sustraído su bolso sobre las 03:30 horas al descuido, desconfiando de dos varones que estaban allí al lado.
 La investigación continúa abierta para determinar la procedencia de los dos teléfonos móviles que portaban los detenidos y cuya titularidad no ha podido ser determinada hasta la fecha.

Le abren la cabeza a un hombre con un adoquín en plena calle para robarle el teléfono móvil