Feijóo admite que se conforma con que el AVE gallego esté concluido en 2018

|

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, aseguró ayer que “se conforma” con tener la conexión del tren de Alta Velocidad con la Meseta en el año 2018, en lugar de 2015, como acordó con el anterior ministro de Fomento, José Blanco en el Pacto do Obradoiro que firmaron en 2009.
En una entrevista en el programa “Los desayunos de TVE”, Feijóo manifestó que su petición a la nueva ministra de Fomento, la Ana Pastor, es el año 2018 y “espero que el Gobierno central confirme esa fecha”, concluyó.
“Yo lo que quiero es que no me vuelvan a engañar, los gallegos no queremos que nos engañen más”, indicó el titular de la Xunta respecto a esta infraestructura, sobre la que aseguró que Galicia “no pide más” que las otras comunidades que tienen tren de AVE desde hace tiempo.
La ministra le dijo que “lo va a hacer”, según Feijóo para que la conexión con Madrid quede en menos de tres horas desde las ciudades gallegas.

Las cifras del paro > El presidente de la Xunta también se refirió a las cifras de paro que hay en Galicia, y justificó que si esta tasa crece en la comunidad es por el elevado desempleo que hay en el Estado y porque, al estar por debajo de la media estatal, un 17,2 por ciento frente al 21,5 por ciento español, “tiene más posibilidad de subir que otra autonomía que tiene el 30 por ciento”.
En todo caso, el mandatario gallego se mostró “preocupado” por estas cifras y aseguró que no hay “soluciones mágicas” si se quiere seguir respetando el límite de déficit.
También atribuyó el elevado crecimiento del paro a que el anterior Gobierno bipartito “gastó 2.500 millones de euros sin presupuesto” que la actual Xunta “está pagando”.
Por otra parte, Feijóo justificó las medidas adoptadas en Galicia en materia de educación y de sanidad, como el cobro de diez euros por la tarjeta sanitaria.
“Cobro diez euros si la pierden, porque es para siempre y nadie discute, por ejemplo, que tengamos que pagar por renovar el DNI”, argumentó, además de recordar que estamos en una difícil situación económica en la que “cada euro cuenta”, dijo.
“No estamos reduciendo el gasto social, sino gestionando con gran eficiencia el gasto público”, concluyó.

Feijóo admite que se conforma con que el AVE gallego esté concluido en 2018