El Ayuntamiento pretende realizar la limpieza del botellón por la noche

Los delegado de STL, momentos antes de la reunión | pedro puig
|

Cada fin de semana, los jardines de Méndez Núñez amanecen llenos de desperdicios, que provocan las quejas de los transeúntes que quieren disfrutar de las zonas verdes a primera hora de la mañana, cuando todavía los operarios del servicio de limpieza municipal se encuentran en plena faena. La Concejalía de Medio Ambiente quiere terminar con esta mala imagen adelantando la hora de recogida a las cinco y media de la madrugada.
Ya existe un servicio de recogida extraordinario pero muchas veces la basura no se recoge hasta la mañana por ser imposible. Por eso los barrenderos no quieren un horario rígido, como propone Medio Ambiente, simplemente porque el botellón no lo tiene. “Tentamos explicarlles que as veces é imposible realizarlo e poñer un horario fixo porque pode haber xente ainda facendo botellón e non podes facelo”, explicó Luis Varela, secretario de STL. Cuando los jardines están llenos de jóvenes borrachos, “Quen se mete alí en medio?”, preguntan.
Esta es solo una de las cláusulas del borrador del pliego de condiciones del nuevo contrato del servicio de limpieza y que todavía está en periodo de conversaciones con los representantes del comité de empresa, de manera que ayer regresaron al palacio municipal de María Pita para tratar de “limar asperezas”, como lo denominaron ellos. 
Más personal y maquinaria 
Pero el del servicio nocturno no es el único cabo suelto que quedó por atar. Ayer se habló también de otra exigencia de STL: aumento de personal y más maquinaria. El sindicato considera que para cumplir las condiciones del nuevo pliego serán necesarias quince personas mayores, aparte de las subrogadas de la actual plantilla. También consideran necesarias más máquinas barredoras, y no solo baldeadoras, como pretende Medio Ambiente. 
Por último, esta el aspecto administrativo: en el pliego de condiciones se incluyen unos incrementos salariales para la  empresas. El 74% del volumen de este incremento es para la plantilla, y estos aumentos son revisados periódicamente a través de una fórmula. Sin embargo, desde STL están preocupados porque  la revisión solo está contemplada para el 60%, y no para el 74%, lo que implica que el personal no estaría cubierto al 100%, lo que podría perjudicar la negociación colectiva. l

El Ayuntamiento pretende realizar la limpieza del botellón por la noche