El PSOE y el PP acercan posturas sobre el pleno de organización municipal

El Ideal Gallego-2019-06-29-003-9ef3ae16

El Partido Socialista continúa con las conversaciones con las distintas formaciones de la oposición de cara a alcanzar acuerdos sobre la organización municipal y ayer fue el turno del Partido Popular, con el que se realizó un primer contacto.

Representantes de ambas formaciones intercambiaron opiniones acerca de la organización del pleno municipal aunque apostaron por reservar los detalles para más adelante, cuando se certifique un posible acuerdo.

Los contactos de ayer con el Partido Popular se suman a los de las últimas semanas con la Marea Atlántica y el BNG, que continuaron también hace un par de días. Inés Rey adelantó que hablarían con todas las formaciones ya que quiere que se instaure una dinámica de diálogo entre los grupos en María Pita.

Los principales asuntos que debe resolver el Partido Socialista con el resto de formaciones son el salario que percibirán los concejales de la corporación durante este mandato, así como los que contarán con dedicaciones parciales o exclusivas.

Consejeros
Otro aspecto sobre el que deberán alcanzar un acuerdo es el de los asesores. Esta figura afecta tanto al Gobierno local como al resto de grupos municipales, ya que son los encargados de asistir a los concejales en las tareas diarias en el ayuntamiento. 

Aquí pueden residir las principales diferencias, ya que los grupos de la oposición tratarán de contar con el máximo número de asesores posibles. Todo hace indicar que el PP contará con tres, la Marea con dos y el BNG y Ciudadanos con uno, siguiendo la estructura del mandato recién terminado con la novedad de un consejero para la formación naranja tras su entrada en María Pita y el intercambio de puestos entre el PSOE y la Marea.

Otros aspectos que se tienen que definir son los representantes de cada formación en las comisiones municipales así como la presidencia de estas. 

Después de decidir que gobernará en solitario tras no alcanzar acuerdos con la Marea ni con el BNG, el PSOE aspira ahora a que haya unanimidad en el pleno de organización municipal.

Hace cuatro años, la Marea consiguió el apoyo de las tres formaciones de la oposición pero al segundo intento, después de una primera sesión plenaria en la que no hubo consenso. Entonces el Partido Popular y el Partido Socialista votaron en contra, mientras que el BNG apoyó la propuesta de la Marea.

Las condiciones llegaron al salón de plenos sin haber sido pactadas previamente con las dos formaciones mayoritarias de la oposición y fue el primer ejemplo de lo que sucedería posteriormente en diversas ocasiones durante el mandato.

A pesar de que el Gobierno local cuenta con 30 días hábiles a partir de la sesión de investidura de la alcaldesa Inés Rey, que se produjo hoy hace dos semanas, el interés tanto del Partido Socialista como del resto de formaciones es que el acuerdo se pueda alcanzar lo más rápido posible pero sin hacer grandes concesiones.

El interés del equipo de gobierno reside en que, cuanto antes se aprueben estas cuestiones, antes podrá nombrar a los asesores que necesite y poner a funcionar la maquinaria municipal. 

Esta urgencia se ve aumentada por la proximidad del mes de agosto, que en términos de trámites administrativos es inhábil. Si el acuerdo no se produce hasta bien entrado julio, el Gobierno local se encontrará casi dos meses después de las elecciones municipales con la estructura definitiva de gobierno definida y a las puertas de un mes en el que la actividad se reduce a mínimos.

Mientras, las formaciones de la oposición tampoco buscan postergar demasiado estas negociaciones ya que hasta que haya una aprobación del pleno de organización municipal los concejales desconocen cuáles serán sus salarios, misma situación que sufren los que serán asesores de los grupos, que hasta que no se produzca este acuerdo organizativo no pueden ser contratados.

Líneas de gobierno
Una vez que el Partido Socialista y la Marea Atlántica consensuaron que en estos momentos no se daban las condiciones necesarias para formar un gobierno de coalición, ambas formaciones derivaron las negociaciones hacia las cuestiones organizativas.

Estas son las que centran las conversaciones en estos momentos aunque sin abandonar aspectos sobre líneas de gobierno en busca de un posible pacto como el que alcanzaron los socialistas con el BNG, aunque este no le da mayoría en el pleno.

El PSOE y el PP acercan posturas sobre el pleno de organización municipal

Te puede interesar