Méndez Núñez seguirá precintado de noche por lo menos hasta Carnaval

El Ideal Gallego-2020-02-08-007-209600d4
|

La noche del jueves en Méndez Núñez transcurrió de nuevo de forma muy tranquila, y los policías locales apostados en la zona verde no tuvieron que espantar a grupos de jóvenes provistos de bolsas llenas de alcohol. Para el Ayuntamiento, todo marcha como esperaban desde que proclamaron a los jardines Zona de Especial Protección (ZEP), la semana pasada. Para asegurarse de que se respetara la prohibición del botellón, los policías locales precintaron prácticamente todo el parque, desde la calle de Entrejardines hasta la Rosaleda. Y piensan seguir haciéndolo cada noche de botellón (los jueves y los sábados) por lo menos hasta pasados los carnavales.

Durante estas fiestas suelen celebrarse uno de los botellones más importantes del año, en el que miles de jóvenes enfundados en disfraces beben sin medida en los jardines de Méndez Núñez. La Policía Local sabe que la mezcla de alcohol y de disfraces genera una sensación de impunidad que no anima a la juventud a seguir las normas, así que la cinta de la Policía Local permanecerá allí para prevenir incidentes. 

Hay que tener en cuenta que, en ocasiones como estas (fin de curso, Nochevieja, Halloween) el número de jóvenes que acuden al parque a beber se dispara, y pueden llegar a concentrarse hasta 6.000 personas. Por otro lado, el dispositivo que se reunió ayer en Méndez Núñez no fue tan importante como el de la semana pasada, lo que indica que el Ayuntamiento está confiado en que ya no surgirán problemas en Méndez Núñez. .

Tranquilidad 
De hecho, las autoridades consideran que es muy probable que no vuelva a existir un gran botellón en A Coruña, sino que se disgregue en pequeños grupos que se instalen en las plazas y calles de la zona centro. Por el momento, esto no ha ocurrido, como reconocen incluso desde la asociación de vecinos de Ensenada del Orzán, normalmente muy crítica con la gestión que lleva a cabo el Ayuntamiento en lo que respecta a la gestión del ocio nocturno.  Sin embargo, la Policía Local vigila de cerca la calle Vista para evitar que se forme un botellón, así que de momento no tienen motivos de queja, aunque están convencidos de que finalmente se reproducirán los botellones.

Para evitar que eso ocurra, la Policía Local mantiene un dispositivo extraordinario de hasta 30 agentes, sobre todo los sábados, aunque el número baja bastante los jueves, que es una noche más tranquila. Se trata ya del dispositivo más grande y prolongado que jamás haya organizado la Policía Local, superando otros como el que tuvo lugar durante el conflicto de la casa okupa A Insumisa.

Méndez Núñez seguirá precintado de noche por lo menos hasta Carnaval