Arteixo quiere que Inditex, la refinería o el Puerto Exterior sean un reclamo turístico

|

Los tres temas por los que más preguntan los que visitan Arteixo son Barrañán, dónde practicar surf y por Inditex, tal y como aparece en la memoria de la oficina de Turismo. No es de extrañar que el Ayuntamiento quiera plantear al emporio textil la posibilidad de organizar visitas a su planta en Sabón. Pero el concejal de Turismo, Manuel Padín, también quiere aprovecharse de la curiosidad que puedan despertar otras industrias como la refinería o grandes infraestructuras como el Puerto Exterior.
Para llevar a buen puerto estas iniciativas que beneficiarían tanto al municipio, como a las empresas, porque pueden “conseguir mejorar la imagen de marca, de sus productos”, en palabras de Diego Calvo, presidente de la Diputación, esta entidad provincial puso en marcha la Red Española de Turismo Industrial. Una apuesta que reunió ayer a los municipios que se han adscritos, entre ellos, Arteixo.

Estratégico
La red nació bajo la premisa de que el turismo es un “sector importantísimo dentro de la economía española y en los diferentes territorios que abarca esta red”, como señaló Calvo.
A ello se suma la “particular sensibilidad” de los socios fundadores de la citada red para explotar “unos recursos únicos y exclusivos”, subrayó.
A través de este concepto de ocio, se crearían unas visitas guiadas que permitirían conocer por dentro las empresas, su funcionamiento y los recursos patrimoniales con los que cuenta el tejido industrial de un región. Estos tours se complementarían con degustaciones o compras, si procede.
Quizá por ello, no se han interesado solo administraciones públicas en esta iniciativa. Hasta la fecha, explican desde la Red de Turismo Industrial ya se han solicitado su adhesión Exponav, Conservas Natureza, Conservas Amieiro, Navantia o Sargadelos.
Calvo, que ejerce como presidente de RETI, insistió en que la entidad se encuentra “abierta y con vocación de crecimiento”. A continuación, invitó a empresarios e instituciones a unirse al proyecto.
Además de los beneficios ya mencionados, desde la red defienden que plantas ya en desuso pueden tener su atractivo, puesto que “son parte de nuestro pasado, de nuestra herencia industrial”, apuntó Calvo.
“El turismo industrial es una magnífica oportunidad para dar una segunda vida a aquellos territorios en los que se desarrolló una actividad fabril que, en su momento, fue la principal generadora de riqueza de su población, pero que actualmente se ha visto reducida a ruinas o espacios donde se esconden maquinarias obsoletas”, concluyó.

Arteixo quiere que Inditex, la refinería o el Puerto Exterior sean un reclamo turístico