El debate independentista en el seno del PSC se cobra la primera baja en el Parlament

GRA213. BARCELONA, 15/01/2014.- El alcalde de Lleida y diputado auton�mico del PSC, �ngel Ros, uno de los parlamentarios cr�ticos con la direcci�n del partido, rodeado de medios de comunicaci�n a la salida de un restaurante en el centro de Barce

El debate independentista provocó la primera baja entre las filas del PSC en el Parlamento catalán con la renuncia a su acta de diputado del alcalde de Lleida, Ángel Ros, quien explicó que hoy no quiere votar contra la petición de traspaso de la competencia para convocar referendos.
En cuanto a los otros diputados “críticos” con la decisión de los socialistas catalanes de votar “no” a la petición al Congreso para que se traspase a la Generalitat la competencia para convocar referendos a través del artículo 150.2 de la Constitución mantenían a últimas horas de la tarde de ayer la incógnita sobre su voto.
La renuncia de Ángel Ros y la reunión de los diputados críticos eclipsó el encuentro celebrado en Madrid entre los líderes del PSOE y del PSC, Alfredo Pérez–Rubalcaba y Pere Navarro, respectivamente, que tenía como objetivo presentar una proposición no de ley en la que se insta al Gobierno a reunir de forma urgente la Comisión Bilateral Estado-Generalitat.
Ros, que dirige la corriente crítica Agrupament Socialista, confirmó por la tarde en una rueda de prensa el abandono de su escaño, que justificó por sus discrepancias con la actual dirección del PSC, pero también por su deseo de no romper la disciplina de voto cuando sea sometida a votación la propuesta de petición de traspaso de competencias a la Generalitat.
Su rueda de prensa tuvo lugar tras una comida que mantuvieron en un restaurante barcelonés cinco diputados críticos: Joan Ignasi Elena, Rocío Martínez–Sampere, Marina Geli, Xavier Sabaté y el propio Ángel Ros.
Uno de los diputados que ha asistido a este encuentro, Xavier Sabaté, que no está adscrito a ninguna de las corrientes críticas del PSC, anunció que acatará la disciplina de voto, aunque él personalmente es favorable a la consulta y la seguirá defendiendo.
En cuanto a los otros cuatro diputados, que sí están adscritos formalmente a los sectores críticos Avancem y Agrupament Socialista, por el momento, se mantiene la incógnita sobre el sentido de su voto. n

El debate independentista en el seno del PSC se cobra la primera baja en el Parlament

Te puede interesar