Los Franco piden al juzgado retirar “todos los bienes y objetos” del interior de Meirás

Vista de las torres del pazo de Meirás | aec
|

Los herederos del dictador Francisco Franco registraron ante el Juzgado de Primera Instancia Número 1 de A Coruña un escrito en el que solicitan la retirada de “todos los bienes y objetos” que se encuentran ahora en el pazo de Meirás de Sada.

En un escrito elaborado por su procuradora, los Franco consideran que “no consta” que ninguno de los objetos del interior del inmueble “aporten algo” a su distinción como Bien de Interés Cultural (BIC) o “comprometan” sus posibles usos definitivos.

Cabe recordar que el juzgado, en un auto a fecha de 4 de diciembre –seis días antes de la entrega del pazo al patrimonio público–, acordó designar al Estado depositario de todos los bienes muebles y accesorios del complejo del pazo de Meirás, mientras la sentencia que le otorgaba su titularidad no fuese firme.

Sin embargo, esta misma semana, la Dirección General del Patrimonio del Estado, a través de la Abogacía General, planteó que la familia del dictador pudiesen llevarse del pazo electrodomésticos y bienes sin inventariar, aunque también dejaba abierta la posibilidad a otros que sí estuviesen en el inventario –realizado el pasado 11 de noviembre– en la medida que fuera posible “precisar mejor su grado de conexión” como BIC o en relación también a “los usos futuros” del inmueble.

Ahora, los Franco alegan ante el juzgado que el Gobierno no hace “la más mínima referencia a por qué, cómo o en qué medida” estos objetos “aportan algo” a la distinción como BIC.

Una autorización extensiva
Ante la falta de prueba que señalan los antiguos titulares del pazo de Meirás, consideran que la autorización para la retirada “habría de hacerse extensiva a todos y cada uno de los bienes muebles” de su interior “y, por ende, a todos los detallados en el inventario”, porque “no consta que ninguno de ellos aporte algo” a la distinción como BIC.

“De no hacerlo así, la medida cautelar adoptada se convertiría en una medida excesivamente gravosa para mis representados –escribe la procuradora de los Franco– que se verían así imposibilitados de disfrutar y disponer de un considerable número de bienes muebles de su propiedad sin que exista una mínima justificación razonable”, añade el documento. 

La Dirección General del Patrimonio del Estado especificó en su escrito que, en particular, “no procedería la entrega de los fondos bibliográficos y las alfombras y tapices a que hace referencia el inventario”. 

Para realizar la valoración del aporte a la distinción BIC, se tomó como referencia el “Inventario de bienes existentes en las Torres de Meirás” realizado el 11 de noviembre de 2020 por técnicos de la Consellería de Cultura, Educación y Universidad de la Xunta. 

En este documento, concreta, se establece que “no son objeto del mismo las ropas y los objetos de uso personal, ni los ajuares domésticos de uso diario o habitual en el actual funcionamiento de la vivienda, ni el mobiliario y los objetos meramente funcionales que existen en las dependencias de servicio”. 

También se basó en el ”Informe sobre la titularidad de los bienes muebles conservados en el pazo de Meirás” emitido con fecha 27 de noviembre de 2020 por los técnicos de Patrimonio Nacional. 

Desde la Dirección General, precisa en la misiva, se solicitó a la Consellería de Cultura de la Xunta, a Patrimonio Nacional y a la Secretaría de Estado de Memoria Democrática que manifestaran sus matizacionesa a que se entreguen “todos los electrodomésticos y los muebles no inventariados” contenidos en el pazo.

Los Franco piden al juzgado retirar “todos los bienes y objetos” del interior de Meirás