La despedida más amarga

deporte campeón-2018-05-12-004-508c06f9-p
|

Las dos últimas campañas el enfrentamiento entre Deportivo y Villarreal fue sinónimo de salvación in extremis de los blanquiazules en la penúltima jornada de Liga.


Sin embargo esta temporada, para pesar del deportivismo, el rictus de alivio y felicidad de los miembros del equipo coruñés en el estadio de La Cerámica se tornará en una expresión de lágrimas y tristeza en Riazor.
Y es que el Depor llega descendido de modo matemático al encuentro de esta tarde en A Coruña, el de la despedida como local de un ‘annus horribilis’ en el que el ansiado despegue se viró en una fatídica pérdida de categoría que ha puesto contra las cuerdas incluso al Consejo de Administración, que deberá hacer frente a unas elecciones en los próximos meses tras la reunión de más del 5 por ciento del capital social por parte de Miguel Otero.

El Deportivo, al igual que ya hizo el pasado fin de semana en el derbi de Balaídos, deberá tirar de orgullo para despedirse de su fiel afición con al menos un partido digno frente a un contrincante mucho más motivado, que precisa una victoria para garantizarse un puesto en la Europa League de cara al próximo curso.
El entrenador blanquiazul Clarence Seedorf, que también podría decir adiós a la entidad de la Plaza de Pontevedra a 30 de junio, deberá infundir moral a una escuadra con ausencias importantes.
Las bajas por lesión de Bóveda, Sidnei y Fede Cartabia, así como la sanción de Fabian Schär por acumulación de cartulinas amarillas, ha dejado en cuadro a una defensa sin efectivos específicos en su eje.
En este sentido, el veterano lateral izquierdo Fernando Navarro será el elegido para acompañar a Albentosa en la retaguardia, mientras que el juvenil Mujaid ha sido citado; Juanfran formará en la derecha y Luisinho en la izquierda.

Siempre con el cuestionado Rubén Martínez bajo palos, el Depor intentará dejar su marco a cero ante uno de los conjuntos más creativos de la categoría de oro estatal.
En la medular, Seedorf seguirá apostando por Guilherme como ancla, Krohn-Dehli ocupará el costado diestro y como mayor novedad el uruguayo Fede Valverde se encaramará al once en la izquierda, en lugar del internacional costarricense Celso Borges.

El berciano Borja Valle tiene todas las papeletas para salir de inicio en el puesto de enganche, aunque también podría entrar Emre Çolak, intentando conectar con el binomio de delanteros configurado por Adrián López y Lucas Pérez.

En la convocatoria de 18 jugadores destacan las ausencias de Andone y Celso Borges, que la próxima semana se marchará con su selección.
Enfrente, el Villarreal desembarcará con las ausencias de larga duración de Bruno Soriano y de Rubén Semedo, a priori más fatigado que el propio Deportivo después de haber encajado una ‘manita’ en el Camp Nou (5-1). Calleja recupera al serbio Rukavina.

La afición herculina podrá despedirse de la Primera División y de numerosos jugadores que no continuarán en el proyecto 18-19 en Segunda, pudiendo expresar su lógico malestar por un ejercicio tan negativo y también conjurándose para entonar con fuerza el ya clásico “Voltaremos”.

La despedida más amarga