Trabajada victoria del Racing Villalbés ante el Bergantiños

Hugo se dispone a golpear el balón ante Iván Amor raúl lópez
|

 

El Racing Villalbés, plagado de bajas (cuatro sancionados y más lesionados), consiguió un importantísimo y valioso triunfo (0-2) en el terreno de juego de un Bergantiños que encadena tres derrotas consecutivas y cinco jornadas sin conocer la victoria.

Después de cuajar un buen partido contra el Cerceda en O Roxo la semana anterior, el Bergantiños de Javier Lavandeira no brilló ante su afición frente al Villalbés. El cuadro carballés no empezó con buen pie el partido. Con muchas imprecisiones y, prácticamente, sin llegadas al área contraria en el primer tiempo. Tampoco llegó el Villalbés, que no probó al cancerbero Dani Varela, principal novedad en el once inicial sustituyendo a Julián, habitual en las últimas jornadas.

Con mucho centrocampismo, el Bergantiños-Villalbés se endureció por momentos. Quizá sea esa la forma de explicar que cuatro jugadores locales y seis visitantes fueron amonestados ayer en As Eiroas.

Restaba medio hora para que el árbitro decretase el pitido final cuando se produjo la acción clave del encuentro. Un error de entendimiento entre el central Diego Peña y el cancerbero Dani Varela provocó el 0-1. El portero del Bergantiños interpretó que si tocaba el balón con la mano el árbitro pitaría cesión, por lo que intentó impactar con la cabeza en lugar de hacerlo con los puños. Erni, el más listo de la clase, le ganó la jugada y, también de cabeza, sorprendió a propios y extraños anotando el primero de la tarde en Carballo.

 

desesperada

Con el Bergantiños volcado intentando conseguir la diana del empate, el Villalbés mató el partido. Óscar Martínez completó a la perfección un contraataque de libro que sirvió para sentenciar la contienda. El conjunto de Cata coge oxígeno en la tabla clasificatoria con este resultado mientras que el Bergan sigue en puestos de descenso.

Trabajada victoria del Racing Villalbés ante el Bergantiños