Las descargas en la lonja caen debido a los recortes en la caballa

Algunos de los productos que más se vendieron fueron los jureles y las merluzas y rapes | quintana
|

La Lonja coruñesa cerró el pasado año como líder en descargas de pescado fresco. Los resultados son positivos, pero la cifra registra un nuevo descenso con respecto al ejercicio anterior. Si en 2018 fueron 40.146 toneladas comercializadas, en 2019 se redujeron un 16% hasta las 33.780 subastas. Los recortes y el cierre de pesquerías como la caballa, la sardina y el bocarte son los principales causantes de esta caída, tal y como indica el presidente de la Lonja de A Coruña, Juan Carlos Corrás.

Si bien las toneladas comercializadas fueron menores, los ingresos no sufrieron una caída tan acuciante, aunque también descendieron. La bajada fue del 11,5%, al pasar de los 78,3 millones de euros en 2018 a los 69 en el último ejercicio. “El balance es agridulce pero era algo predecible al ver lo que estaba ocurriendo a lo largo del año”, indica el presidente de la entidad coruñesa. Y es que, según sostiene, “podríamos hacer más desembarques pero no se puede por los recortes de descargas”.


13.000 TONELADAS
de jurel se descargaron en las salas de subastas del muro coruñés, el número más alto de la historia

Por especies, la lonja herculina subastó 1.500 toneladas de caballa, tras el recorte del 20 y 30% de su cuota. El bocarte, si el año pasado había registrado 2.000 toneladas, en 2019 tan solo hubo 330. El mismo camino siguió la sardina, que descendió desde las 1.200 a las 800 toneladas en un año. En el caso de la merluza y el rape, la comercialización no varió mucho de un ejercicio a otro. De la primera se recibieron 6.000 toneladas, y del segundo, entre las 1.200 y 1.500 toneladas. En 2019 hubo más bonito que en 2018, según Corrás.

El jurel, líder en subastas

Las descargas de jurel ascendieron hasta las 13.000 toneladas, el “número más alto de la historia”, destaca el presidente de la Lonja de A Coruña. Superó, por tanto, la cifra del año previo, cuando las descargas fueron de 11.597 en las salas de subastas del muro coruñés. El “problema” de este pescado es, para Corrás, “el escaso valor que supone”.

Si bien la Lonja coruñesa sigue siendo líder de la costa española en cifras, ya no lo es en facturación. El muro de Vigo recorta cada vez más distancias, ya que subastó 33.622 toneladas de pescado en 2019. Fue, así, el centro de primera venta de la comunidad que mayor facturación registró y el segundo que más pescado comercializó. Aumentó, además, su cantidad de descarga en un 4,5%.

Desde la Lonja de A Coruña se muestran cautos ante la salida del Reino Unido de la Unión Europea. “Hasta el 31 de diciembre la situación será la misma que en la actualidad, pero después veremos qué pasa”, explica Corrás. Lo que sí se sabe es que el jurel sufrirá un recorte del 50%, y la pescadilla del 20%. “Esperemos que se desarrolle mejor el balance general del año y que termine con datos positivos”, concluye el presidente.

Las descargas en la lonja caen debido a los recortes en la caballa