Las arcas municipales cierran 2011 con un remanente de 1,6 millones

|

El Ayuntamiento anunció ayer que las arcas municipales gozan de una “buena salud económica” después de conocer los datos ofrecidos por el departamento de Intervención, que ha completado la liquidación presupuestaria correspondiente al pasado ejercicio 2011, un trabajo del que ya informó el gobierno local al resto de la corporación en el pasado pleno ordinario. “Los resultados son muy positivos”, señaló la alcaldesa, Alejandra Pérez Máquez. Tan positivos como que el remanente de tesorería es de 1,6 millones de euros.

Este indicador, recuerda el ejecutivo, mide el dinero del que dispone el Ayuntamiento una vez resueltas las deudas y efectuados los cobros correspondientes. Así, a 31 de diciembre de 2011, Bergondo alcanzó un remanente de 1.619.293,02 euros, además de terminar el año con un superávit de 408.000 euros.

“Estos datos refrendan la gestión económica realizada en los últimos años, por la que mereció felicitaciones de la Diputación”, recordó el gobierno local, quien en este sentido se refería a los informes elaborados por el servicio provincial de asistencia económica a municipios.

La situación en la que se encuentran las arcas del consistorio le permitieron, afirman fuentes municipales, “no verse afectado” por las medidas del Gobierno central hacia las administraciones locales. Por eso, el Ayuntamiento no remitió ninguna relación de facturas pendientes con proveedores “porque no tenía”, así como tampoco fue necesario que acudiera al crédito ICO “porque este remanente de tesorería es grande y permite afrontar con solvencia la gestión local”.

Pérez Máquez insistió en que la situación actual del Ayuntamiento bergondés es “buena” y recordó que una administración pública “no está concebida para ahorrar”, aunque, dado el contexto de crisis actual, sí ve “oportuno” el remanente positivo de tesorería del que dispone el municipio.

El gobierno local aprovechó asimismo para recordar que, a pesar del ahorro que ahora se refleja en el informe de Intervención, en lo que no van a escatimar es en el gasto social. En 2011, aseguran, u 20% del gasto corriente se dedicó a la dependencia. “Non é o momento de escatimar nestas partidas; hai que aumentar o gasto social, educativo e en emprego”, añadió la alcaldesa.

Por último, anunciaron que el dinero acumulado en las arcas consistoriales servirá además para realizar actuaciones necesarias para los vecinos, como el arreglo de la red viaria.

Las arcas municipales cierran 2011 con un remanente de 1,6 millones